Bosch redobla su apuesta por el campo de los coches autónomos

InnovaciónInvestigación y Desarrollo

La compañía alemana construirá una fábrica de chips para vehículos sin conductor.

Bosch sigue inmersa en el negocio de los coches autónomos, una industria para la que está desarrollando sistemas informáticos.

Para potenciar esa apuesta, la compañía alemana va a gastar 1.000 millones de euros en una nueva planta que estará ubicada en la ciudad de Dresden, informan en Cnet.

En concreto, se ha revelado que la nueva fábrica de Bosch supondrá la creación de 700 nuevos empleos, y será responsable de la producción de los semiconductores que utilizarán algunos vehículos sin conductor de importantes marcas.

Volkmar Denner, consejero delegado de Bosch, asegura que “aumentando la capacidad de producción de semiconductores, lograremos una importante base de cara al futuro y refuerza su competitividad”.

En lo que respecta a las fechas, la idea de la empresa pasa por inaugurar la fábrica en 2019, de forma que podrá estar lista mucho antes de que los vehículos autónomos sean comercializados en el mercado y abandonen la etapa de desarrollo.

Además, se ha revelado que la nueva planta de semiconductores no estará dedicada en exclusiva para los coches sin conductor, ya que también se fabricarán chips que serán utilizados en su nueva generación de hardware para el hogar e infraestructuras inteligentes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor