Bosch seguirá invirtiendo en su propia tecnología de video para enfrentarse a la fusión de Intel-Mobileye

EmpresasMercados Financieros

El fabricante alemán posee aproximadamente el 70% del mercado sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS).

Bosch, el mayor fabricante de componentes automotrices del mundo, continuará desarrollando su propia tecnología visual al margen del acuerdo de Intel para comprar Mobileye por 15.000 millones de dólares, de acuerdo con un ejecutivo de la compañía que apunta Reuters.

La compañía alemana compite con la israelí Mobileye, que suministra cámaras, chips y software integrados para los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS), esenciales para la conducción autónoma y posee aproximadamente el 70% del mercado.

El presidente ejecutivo de Bosch, Volkmar Denner, dijo que era demasiado pronto para decir qué efecto tendría la fusión en el panorama competitivo o en la propia estrategia de Bosch.
La adquisición de Mobileye por Intel, el mayor fabricante de chips del mundo, promete escalar la carrera entre fabricantes de automóviles y proveedores para adquirir tecnología de vehículos autónomos.
“Estamos invirtiendo mucho dinero en nuestra propia tecnología de video y queremos seguir con esta estrategia”, dijo el consejero de Bosch Dirk Hoheisel, responsable de los servicios de movilidad, en una conferencia de prensa en la exposición Bosch Connected World.

Microsoft es hoy un importante proveedor de chips y, por lo tanto, también socio de Bosch.Mobileye hoy es claramente un competidor”, dijo. Bosch también confía en una serie de asociaciones con fabricantes de software como SAP, Software AG, IBM, General Electric y Amazon.

El fabricante, junto con rivales como Autoliv y Continental, han decidido seguir los planes de desarrollar su propia tecnología para la actual generación de ADAS, a diferencia de Valeo, que detuvo el desarrollo interno y decidió comprar los productos de Mobileye.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor