Brasil obligará a los cibercafés a mantener un registro de usuarios

Empresas

Los establecimientos que no cumplan esta norma, que intenta evitar que se comentan crímines amparados en el anonimato del acceso público, podrían ser multados con desde 10.000 a 100.000 reales (4.000 a 40.000 euros).

Brasil pondrá nombre y apellidos a los usuarios que cada día utilizan los locutorios del país: sus responsables tendrán que mantener al día un registro en el que se apuntará el nombre completo del cliente, su número de documento de identidad y el equipo utilizado, así como el intervalo de tiempo durante el que lo utilizaron.
Así lo acaba de aprobar el Senado brasileño, como publica O Globo, aunque aún debe pasar el corte de la Cámara de los Diputados. El proyecto de ley limita también el acceso a esta información, a la que sólo se podrá acceder con orden judicial y siempre que se necesite para una investigación judicial o penal.
La medida afectará a todos los establecimientos que ofrezcan servicios de conexión a la red públicos  e intentará acabar con el anonimato de sus usuarios, lo que según recuerda el diario brasileño ampara a los delincuentes a la hora de realizar actividades delictivas.
Las multas para los establecimientos que no cumplan esta norma oscilarán entre los 10.000 reales (casi 4.000 euros) y los 100.000 (cerca de 40.000 euros). 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor