Brian Krzanich sustituye a Paul Otellini al frente de Intel

Proveedor de ServiciosProyectos

El hasta ahora director de operaciones de Intel era uno de los candidatos mejor posicionados para asumir el cargo de CEO en sustitución de Otellini, que llevaba 8 años en el puesto de máxima responsabilidad.

Aunque llegó a sopesar la posibilidad de elegir, por primera vez en su historia, a un candidato externo a sus filas, Intel finalmente nombrará a Brian Krzanich, de 52 años, como nuevo CEO de la compañía en sustitución de Paul Otellini.

Paul Otellini
Otellini, de 62 años, ha pasado los últimos 40 en el mayor fabricante de semiconductores

Después de cuatro décadas dedicado en cuerpo y alma al mayor fabricante de semiconductores, el todavía jefe ejecutivo anunció en noviembre su intención de retirarse de un cargo en el que ha estado implicado unos ocho años. Por su parte, Krzanich forma parte de la plantilla de Intel desde hace más de una década, donde ha desempeñado diversos papeles de liderazgo antes de recalar en el puesto de máxima responsabilidad.

De 2003 a 2007, se encargó de las tareas de prueba y ensamblaje. De 2007 a 2011, estuvo implicado directamente en la dirección de la fabricación. En enero de 2012 asumió el cargo de director de operaciones. Y ahora se convertirá en el sexto CEO de la larga historia de Intel.

“Me siento profundamente honrado por la oportunidad de dirigir Intel”, ha expresado Krzanich en un comunicado bastante escueto. “Tenemos activos increíbles, gran talento y un legado inigualable de innovación y ejecución. Espero con ansia trabajar con nuestro equipo de liderazgo y nuestros empleados en todo el mundo para continuar con este legado que causa orgullo, mientras nos movemos más rápido en ultra-movilidad, para introducir a Intel en la nueva era”.

Eso sí, introducir a Intel en la nueva era no va a ser un camino de rosas para Krzanich, que coge la empresa en una posición difícil. No es un secreto que Intel se ha quedado atrás en desarrollo móvil respecto a otros competidores como ARM Holdings, a lo que hay que sumar la continua desaceleración del segmento de PC al que se encuentra íntimamente ligado.

Sin ir más lejos, los beneficios de la empresa durante el primer trimestre de este año bajaron un 25% respecto al mismo periodo de 2012, como consecuencia de la crisis de los ordenadores.

La Junta parece tenerlo claro. “Brian es un líder fuerte con una pasión por la tecnología y un profundo conocimiento del negocio”, destaca Andy Bryant, presidente de Intel. “Su historial de ejecución y dirección estratégica, combinado con su enfoque abierto respecto a la solución de problemas le ha ha hecho ganarse el respeto de los empleados, clientes y socios en todo el mundo. Tiene la combinación correcta de conocimientos, profundidad y experiencia para dirigir la empresa durante este periodo de rápido cambio tecnológico en la industria”.

Krzanich, que desde un principio era uno de los candidatos más firmes a hacerse con la victoria, asumirá oficialmente su cargo el 16 de mayo, coincidiendo con la celebración de la próxima junta de accionistas. Ese mismo día también comenzará a desempeñar sus funciones Renée James, que ha sido nombrada presidenta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor