Brocade, optimista ante el futuro tras la compra de Foundry

Empresas

La filial española mantiene unas previsiones de tasas de crecimiento de entre el 8 y el 10%.

Brocade ha reunido a partners y clientes en Madrid para explicarles, como reconoce el country manager de la compañía, Fernando Egido, “la nueva visión” que la firma tiene tras la compra de Foundry.
Ante 350 asistentes, la entidad ha desgranado cómo va a impactar la adquisición a la hora de afrontar el futuro. Para ello, han traído desde Estados Unidos a su vicepresidente senior y worldwide sales, Ian Whiting, para que afine, ante clientes, partners y medios de comunicación como se presenta el futuro de la compañía.
La historia de Brocade es, como apunta Egido, “el resultado de numerosas adquisiciones”, por lo que la compra de Foundry no es más que un paso adelante de esta estrategia. “Somos ya una sola compañía, una sola visión”, como explica Egido y como destaca en el hecho de que se haya incorporado un lema ad hoc al logo de la firma. Extraordinary Networks será el subtítulo que ahora tendrá el nombre de la compañía y que “viene a resumir el concepto de una nueva Brocade”.
“Con la compra de Foundry queremos dar aún más importancia a la integración”, ha explicado Egido durante un encuentro paralelo a las jornadas con los medios de comunicación.
La adquisición ha acabado, defiende, con la imagen de Brocade como “fabricante nicho” y ha abierto la puerta a nuevos ámbitos de trabajo. “Hemos aprendido muchas lecciones en los últimos años sobre cómo ofrecer los mejores productos data center”, explica Ian Whitling. La compra de Foundry abre la puerta a nuevos mercados y ha además reafirmado la posición de esta última compañía entre la oferta.
Como explica Whitling, muchos partners no quieren arriesgarse con pequeñas entidades, por lo que no confiaban en Foundry. Bajo el paraguas de Brocade, la situación desaparece. “Era el problema que tenía Foundry, pero ahora es Brocade”, apunta Whitling.
Más mercados
La compra hace que la firma diversifique su negocio, haciéndose fuerte en tres líneas de trabajo. A data centers se suman los campus networks y los proveedores de servicios. Según los datos facilitados por Whitling, en 2008 el reparto del peso dentro de las cifras de negocio era la de dos tercios para los data centers y un tercio las otras dos ramas.
Aunque la compañía asume que “es muy difícil predecir el futuro”, esperan que 2009 equilibre la situación y pasen los data centers a tener un peso del 40%, como los compus networks, y que los server providers se conviertan en un 20%.
De hecho, Brocade sigue viendo opciones en el futuro: el mercado Ethernet está dinamitado entre pequeñas compañías que no consiguen alzarse como alternativa viable. La firma tiene ahí un punto a su favor, porque la segmentación caerá a favor de un reparto del mercado entre un número más reducido de entidades.
Situación España
“Nadie se atreve a decir que va a pasar tras verano”, explica Fernando Egido. Aún así, reconoce que espera seguir manteniendo tasas de crecimiento. “Es muy complicado”, apunta, el dar cifras. “Somos muy optimistas”, asume aún así.
La compañía mantiene previsiones de crecimiento, de entre el 8 y el 10%, ya que aunque hay mercados en recesión y congelados, la remodelación de las  infraestructuras sigue siendo necesaria.
Brocade tampoco es pesimista a nivel global. Aunque Ian Whitling reconoce que las últimas cifras oficiales de la compañía hablaban de un crecimiento prácticamente plano, el vicepresidente contextualiza los datos. Eran números de noviembre, uno de los peores meses, y previos a los planes de dinamización económica. El plan de la Administración Obama potenciará el consumo en tecnología, asegura.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor