Brown se hace con las riendas de la división móvil

EmpresasOperadoresRedes

El CEO de Motorola se coloca al frente de la principal y más deficitaria unidad de negocio del grupo ante las presiones del principal accionista, Carl Icahn.

La semana pasada Motorola anunció que baraja la posibilidad de separar su división de telefonía móvil para lograr enderezar el rumbo de la empresa. La presión en este sentido que está realizando el máximo inversor de la firma estadounidense, Carl Icahn, es máxima, que aboga por segmentar la compañía.
Ante lo que el CEO de la empresa, Greg Brown, quien apenas lleva unas semanas en el cargo, se ha puesto al frente de la división de móviles. La unidad de negocio de teléfonos móviles supone el 52 por ciento de la cifra de negocio de Motorola. A pesar de liderar los mercados norteamericano y latinoamericano, la división de dispositivos móviles ha caído en picado en 2007 en favor de Nokia y Samsung, que le ha arrebatado la segunda plaza mundial. Para 2008 la dirección espera volver a los beneficios.
 
 
 
 
 
Brown, que anteriormente había ocupado la dirección de otras divisiones de Motorola, sucederá en el cargo a Stu Reed, quien se mantendrá al lado del actual CEO para remontar posiciones en la división móvil. Icahn, mientras tanto, trata de ganar influencia en la junta directiva tratando de introducir a gente de su confianza.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor