Bruselas a Cisco: el acuerdo Skype-Microsoft no viola la ley

Empresas

Según la Comisión Europea, el acuerdo de compra de los dos gigantes no viola la competencia.

Cuando Microsoft anunció la compra de Skype por 8.500 millones de dólares en mayo de 2011, Cisco interpretó el movimiento como una amenaza para sus intereses.

Denunció ante la Comisión Europea que la adquisición iba a dar como resultado un monopolio. Meses después de que los reguladores europeos aceptaran el movimiento, Cisco presentó una apelación con intención de abortar el acuerdo.

Reclamó entonces más flexibilidad en las condiciones establecidas. Alertó del peligro de limitar a la competencia la posibilidad de operar en una video conferencia por Skype.

Pero Europa ha vuelto a fallar a favor de la fusión. La adquisición, dice Bruselas, “es compatible con el mercado interno”, no afecta a la competencia del mercado de comunicaciones de vídeo empresarial ni de consumo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor