Bruselas no quiere garantizar una velocidad mínima de acceso a la red

Empresas

La aplicación de la medida supondría un aumento de costes que afectaría a la industria y los usuarios por igual.

La Comisión Europea no introducirá una velocidad mínima de conexión a internet. Se descarta así la inclusión de este punto entre las obligaciones de servicio universal para las telecos.

Bruselas considera que hay demasiadas diferencias en lo referente al grado de despliegue entre los diferentes países miembros de la UE. De introducirse la obligación de una velocidad de conexión mínima, se dispararían los costes.

La decisión se ha tomado tras la realización de una amplia consulta pública. Así, la medida es considerada como “no apropiada” por la institución. El aumento de costes que supondría iba a suponer una “carga sobre la industria” y un “impacto en los precios de los usuarios”. Esto último dificultaría la principal ambición europea: un internet universal.

No habrá pues modificación en las normas vigentes en esta materia, que datan de 2002 y que amparan a los ciudadanos para que puedan acceder a redes telefónicas públicas y a servicios como internet por precios asequibles, informa Europa Press.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor