Bruselas apuesta por la energía nuclear

Empresas

Para combatir el cambio climático y garantizar el suministro de energía en el viejo continente, la Comisión Europea facilitará la inversión privada en energía atómica facilitando las licencias, financiación y responsabilidad en caso de accidentes, avanzó hoy el comisario de energía en la apertura de la Asamblea Nuclear Europea (ENA).

El comisario Andris Piebalgs, destacó la importancia de la energía atómica para hacer frente a los desafíos de suministro energético, recordando las importantes inversiones para mantener la producción de muchos de los reactores actuales que están cerca del límite de su vida útil.

16 de los 27 países de la Unión disponen de plantas nucleares, cuyos reactores están cerca del límite de su vida útil. La estrategia en estos países es completamente desigual, con un grupo encabezado por España y Alemania que han optado por el progresivo cierre de instalaciones.

Sin embargo la tendencia actual mayoritaria muestra lo que la industria llama un renacimiento nuclear con Francia a la cabeza que está construyendo nuevas plantas al igual que Finlandia o Rumania. Holanda, la República Checa, Polonia y el Reino Unido también se están planteando la construcción de nuevas centrales nucleares.

La CE apostará por impulsar esta fuente de energía que no emite gases de efecto invernadero y puede hacer que Europa reduzca su dependencia de las importaciones de combustibles fósiles, aunque es “necesario reforzar la cooperación entre los países de la UE en materia de seguridad de las instalaciones nucleares y gestión de residuos radiactivos”, así como “abrir el debate en gobiernos y ciudadanía sobre el uso de esta tecnología”, indicó el comisario.

En el caso de España, aunque en los últimos años se ha apostado por el cierre progresivo de centrales, ya comienzan a oírse voces, algunas autorizadas de revisar este planteamiento. Y es normal teniendo en cuenta que tenemos las centrales francesas a pocos kilómetros tras los pirineos que surten previo pago de energía a algunas de nuestras eléctricas. Con lo cual el problema de la seguridad ante un accidente y el otro aspecto delicado como es el de la gestión de residuos nos afecta igualmente.

Aunque lo deseable sería mantener y potenciar la apuesta española por las energías limpias y renovables, (unidas a una moderación en el consumo), éstas por el momento solo son capaces de generar una mínima parte de la energía necesaria. Con el problema de emisiones de los combustibles fósiles y un aumento de precio fuera de todo control, el debate sobre el uso de las nucleares está abierto.

vINQulos
Invertia

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor