Bruselas, en desacuerdo con la compra de Tele Atlas

Empresas

La Comisión Europea cree que la adquisición por parte de Tom Tom puede hacer desaparecer a otros actores del mercado de los fabricantes de GPS.

Siete meses después del lanzamiento de una OPA para adquirir TeleAtlas por parte de Tom Tom, la operación parece que no va a llegar a su fin en breves. La Comisión Europea (CE), que cuenta de plazo hasta el cinco de mayo para emitir su decisión final sobre la adquisición, ha publicado un documento con sus objeciones oficiales a este respecto, después de que las autoridades americanas lo aceptaran.
“Lo que le da miedo a la Comisión Europea es que puedan desaparecer actores como ViaMichelin” a causa de la continua concentración de empresas del mercado de GPS, según ha declarado una fuente cercana al asunto al diario francés ‘La Tribune‘. Tom Tom cuenta con más del 50 por ciento del mercado europeo, y con la adquisición de Tele Atlas reforzaría notablemente su posición, ya que se convertiría en un fabricante integrado en todos los niveles de la cadena de valores.
Este no es el primer problema que se le presenta a Tom Tom desde el lanzamiento de la OPA. Por un lado, en octubre, Garmin hizo una contraoferta y ofreció 2.300 millones de euros por hacerse con Tele Atlas, lo que hizo que la empresa holandesa tuviera que subir su oferta a 2.900 millones. Finalmente, las dos compañías interesadas por Tele Atlas llegaron a un acuerdo judicial y Garmin dejó el paso libre a su rival.

Tele Atlas trabajará con ASUStek
La empresa belga, por su parte, acaba de anunciar la firma de un acuerdo con ASUS mediante el que la firma taiwanesa podrá ofrecer, a partir de ahora, los mapas digitales europeos de Tele Atlas en sus dispositivos de navegación personal, teléfonos GPS y ordenadores portátiles.
 
 
 
 
 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor