Cambian los requisitos para acceder al abono social de telefonía

OperadoresRedes

Esta prestación, dirigida a pensionistas y jubilados, supone una reducción del 70% en la cuota de alta y del 95% en la cuota de abono.

El Gobierno ha modificado los requisitos que regulan el acceso al abono social de telefonía para evitar que pensionistas y jubilados que se han visto beneficiados por la subida de las pensiones mínimas, pierdan el derecho a esta prestación. En este sentido, se ha procedido a ampliar el umbral de renta familiar para que, de esta manera, aumente el número de beneficiarios.
El plan de precios denominado abono social, dirigido a jubilados y
pensionistas, incluidos tanto los preceptores de una pensión pública
como los de una pensión privada reconocida por decisión judicial, favorece una reducción considerable en la factura telefónica de los usuarios. Supone una reducción del 70% en el importe de la cuota de alta del servicio telefónico fijo disponible al público o cuota de conexión de líneas individuales y una rebaja del 95% en el importe de la cuota de abono de la línea individual, según el Ministerio de Turismo, Industria y Comercio.
La propuesta permite incluir en el colectivo con derecho a acceder al abono social, siempre que la renta familiar incluya únicamente la cuantía de la pensión, a perceptores de pensiones mínimas que sean jubilados mayores de 65 años sin cónyuge a cargo, beneficiarios de una pensión por incapacidad permanente absoluta o total sin cónyuge a cargo y pensionistas de viudedad mayores de 65 años o con una discapacidad superior al 65%.
Se estima que con la modificación aprobada por el Gobierno, el número de potenciales beneficiarios del abono social se incrementará en unos 120.000 hogares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor