Campeonato del mundo de robots

Empresas

25 robots finalistas compitieron ayer en un cuadrilátero de Tokio, ensayando algunos de los últimos movimientos generados por niños, amas de casa y otros aficionados a la robótica del mayor mercado de robots del mundo.

La pasión japonesa por los robots viene de lejos y es la cuna del 40 % de los robots del mundo. Los programadores aficionados invierten importantes cantidades de dineroy tiempo en construir el bípedo ideal a partir de pequeños motores, cámaras, sensores y cables.

Para ganar el torneo y el título de robot luchador bípedo más fuerte del mundo, los participantes necesitan ser capaces de mantener el equilibrio mientras se golpean y se esquivan, así como de levantarse cuando caen.

“Las compañías no pueden ganar dinero haciendo robots como estos, el futuro de la robótica depende de los aficionados”, explicó Terukazu Nishimura, consejero del comité de Robo-One.

El alto coste de desarrollar robots ha obligado a las compañías de electrónica a poner freno a los robots de tecnología punta destinados al mercado de consumo, como la suspensión del perro robot Aibo, de Sony.

En su lugar jugueteras como Takara Tomy acaban de entrar en el mercado de la robótica de consumo pero simplificando el diseño para distribuir en los hogares robots de bajo coste como Iclebo.

vINQulos
Yahoo!

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor