Cancelar una portabilidad no puede tener coste

EmpresasOperadoresRedes

The Phone House o las tiendas comercializadoras de Orange son algunos de los establecimientos que cobran un depósito en los procesos de portabilidad.

Las garantías y depósitos que algunos establecimientos y operadoras hacen pagar en el proceso de portabilidad, como seguro a cobrar en caso de que la portabilidad sea abortada, no es legal.

Así lo ha concluido la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT), que acaba de publicar una resolución tras una pregunta de Telefónica en la que señala que la norma iría en contra de la Ley de Defensa de los Consumidores y que recuerda en su blog que cualquiera de estos cobros podrían ser considerados abusivos.

La CMT recuerda en su blog que los 50 euros que cobra The Phone House y los 30 de las tiendas Orange “podrían suponer una traba práctica”.

Estos depósitos son un seguro para los establecimientos que se quedan con esas cantidades si el usuario decide echarse atrás ante una nueva oferta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor