Carlyle cierra la compra de Telecable

Empresas

El precio que se ha dado a la compañía se sitúa en 400 millones de euros para el 100% del capital.

La firma Carlyle acaba de anunciar el cierre de la adquisición de Telecable. Liberbank venderá un 77% mientras que la editora del diario La Nueva España, vende su participación total fijada en un 8%. Obtendrán 308 y 32 millones de euros respectivamente.

Así, Liberbank se queda con un 15%, mientras que el 85% pasará a manos de la firma de capita riesgo americana Carlyle. Ambas partes han conseguido cerrar un acuerdo de accionistas, y mientras éste dure, la sede social de Telecable seguirá en Asturias y se mantendrán la marca y los puestos de trabajo.

El precio se sitúa finalmente en 400 millones de euros para el 100% del capital.

Carlyle, que no maneja ningún otro proyecto de esta índole en España, ha asumido el compromiso de que si realizara alguna otra compra en el sector de las telecomunicaciones en España, las inversiones se realicen desde Asturias.

Según fuentes cercanas a la operación, consultadas por el diario Expansión, la firma británica de capital de riesgo CVC, propietaria del Grupo R, podría haber hecho una oferta igual a la de Carlyle.

La decisión final se ha dirigido a la americana por una razón principal. Si la adquisición la hubiera llevado a cabo CVC, hubiera aprovechado para centralizar operaciones, lo que se traduce en la reducción de la plantilla actual de Telecable.

El otro candidato a la adquisición de la cablera era Ono, que según las fuentes realizó una oferta más elevada, pero el 50% del total se pagaba mediante un canje de acciones de la propia Ono. Las ofertas de Carlyle y CVC estaban financiadas al 100% y eran totalmente en efectivo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor