Caso SGAE:“El ministerio de Cultura debió hacer más de lo que ha hecho”

Empresas

Ramón López Vilas, jurista de la comisión de Investigación interna de la SGAE, ha admitido que la inversión en la red de teatros Arteria ha sido excesivamente elevada respecto a su rentabilidad.

Cuatro meses después de que la Guardia Civil investigara el presunto fraude de la SGAE y la Audiencia Nacional decidiera intervenir, la auditoría externa ha presentado hoy los resultados de la Comisión de Investigación sobre la entidad.

Ramón López Vilas, jurista de la Comisión de Investigación interna de la SGAE, ha subrayado la necesidad de optimizar las cantidades pendientes de identificación, la transparencia en la gestión de las inversiones a sus clientes y proveedores y evitar, a toda costa, el clientelismo.

“Ahora mismo, hay 145 millones de euros pendientes de identificación en la SGAE. El Gobierno no puede ”, ha afirmado el jurista Ramón López a los medios. Además de la falta de identificación de las cantidades, López ha subrayado que la SGAE está en un momento crítico y que el Gobierno, sea cual sea, no debe quedarse al margen de las intervenciones.

También ha echado la vista atrás y ha recordado las acciones llevadas a cabo por María Ángeles González Sinde. “El ministerio de Cultura debió hacer más de lo que ha hecho. Debería haber tutelado a la SGAE de forma más cercana”, aclara. Por ello, su recomendación más “sana” es proponer un órgano de seguimiento de la actividad de la SGAE dependiente del Ministerio de Cultura.

La división digital de la SGAE (SDAE) ha sido de especial atención para el investigador, que ha hecho hincapié en las elevadas inversiones que se han tenido que asumir como pérdidas como los proyectos Arteria, su gestora de teatros y que ha supuesto una inversión de de 250 millones de euros.

El jurista considera la red Arteria como un proyecto megalómano y cuya inversión ha sido excesivamente elevada en cuanto a su rentabilidad. Promueve el cierre en la red de teatros ya que habría que actuar de forma más realista y menos pretenciosa.“Recomiendo personalmente a la SGAE que se salga del proyecto con el menor daño posible”, ha explicado López.

Otra de las partes clave de las conclusiones del informe ha sido la controversia generada en torno a la figura de Teddy Bautista y José Luis Rodríguez Neri. Según el diagnóstico del jurista, el primero ha sido el máximo responsable de la entidad desde hace 28 años. “Era un líder carismático, indiscutido e indiscutible pero que tomó demasiadas decisiones personales”, ha informado. El máximo ejemplo de ello fue la contratación de José Luis Rodríguez Neri –responsable de la trama que presuntamente desviaba fondos- para que fuera el único líder de la SDAE.

Por último, el jurista ha explicado que el Instituto Noos, el cual fue presidido por Iñaki Urdangarín, llegó a facturar 750.000 euros por estudios relacionados con la imagen de la SGAE entre el año 2005 y el 2010.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor