La CE ayuda a recolocar a empleados despedidos por Nokia

Empresas

Bruselas aprobó un desembolso de 5,5 millones de euros para la reintegración laboral de 1.300 trabajadores afectados por el cierre de la planta de Bochum.

La Comisión Europea (CE) destinará 5,5 millones de euros para facilitar la reintegración laboral de 1.300 trabajadores que fueron despedidos por Nokia  tras el cierre de la planta de Bochum (Alemania).

La ayuda, que saldrá del fondo comunitario de Ajuste a la Globalización, aún debe ser aprobada por el Parlamento Europeo y por el Consejo de la UE, tal y como explica la agencia EFE. Los fondos estarían destinados a la formación de los trabajadores despedidos y a la puesta en marcha de nuevos negocios.

Bruselas destacó que, pese a la tendencia de la industria de telefonía móvil de trasladar su producción a los lugares que ofrecen costes más bajos, el cierre de la planta de Bochum no era previsible ya que estas instalaciones habían registrado beneficios en 2007. Nokia, de todas maneras, ignoró las críticas de los sindicatos y de los partidos políticos y decidió trasladar sus operaciones a Rumanía.

Las estadísticas de la CE señalan que el 69% de los beneficiarios de este tipo de ayudas han vuelto a encontrar empleo. Cabe destacar que el Ejecutivo comunitario destinó cerca de 50 millones de euros a casi 10.000 trabajadores a lo largo de 2008.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor