El CEO de AOL se queda sin premio

Empresas

Tim Armstrong renuncia a sus incentivos de 2009: la compañía se ahorrará 1,5 millones de dólares.

El futuro de AOL sigue siendo complicado, incluso una vez separada de su matriz Time Warner. Las cuentas no se arreglan solas y cualquier gesto a favor del ahorro puede jugar a favor del balance de cuentas.
No está claro si es por esa o por otra razón, pero el CEO de la compañía, Tim Armstrong, ha renunciado a sus bonus de 2009, tal y como confirma la firma en un documento enviado a la SEC y como recoge AP.
En total, los incentivos correspondientes al año que acaba de concluir harían a Armstrong 1,5 millones de dólares más rico, poco más de un millón de euros al cambio.
Armstrong llegó a AOL en marzo de 2009, cuando aún era parte de Time Warner, como fichaje estrella. El directivo era entonces vicepresidente senior de Google y tenía como principal objetivo ayudar a remontar al portal, en busca de una nueva identidad tras el agotamiento del modelo que lo había convertido en líder durante la década anterior.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor