CEOs y políticos

Empresas

Una de las ex CEOs de HP acaba de anunciar su intención de presentarse a candidata presidencial de EEUU. Los lazos con la política entre ejecutivos no son casos aislados.

La ex CEO de HP Carly Fiorina acaba de anunciar que se presentará como candidata a la presidencia de los EEUU esta misma semana. No es un caso aislado: unos cuantos altos cargos de compañías TI han coqueteado con la política.

La propia Meg Whitman, actual CEO de HP, anunció en 2009 su candidatura para ser Gobernadora de California. Según informó entonces la CNN, Whitman gastó hasta 140 millones de dólares propios para su candidatura que finalmente no resultó.

Una de las razones a las que los analistas aludieron para explicar su derrota fue la falta de conexión de la candidata con sus votantes. Entre otras cosas Whitman defendió la prohibición de inmigrantes ilegales de colegios y universidades.

Otro de los casos más populares es el de Kim Dotcom, fundador de Megaupload acusado por infringir derechos de propiedad intelectual y obtener beneficios con ello. Acaba de fundar Mega Party, un partido político que pone el acento en los derechos asociados al acceso a internet.

Mark Zuckerberg, aunque no se ha presentado como candidato oficial a la Casa Blanca, sí que ha coqueteado con la alta política cuando propuso la reforma del sistema de inmigración estadounidense. Uno de los principales argumentos del joven CEO es que existen demasiadas trabas para que empresas como la suya puedan contratar talento extranjero en territorio americano.

Tim Cook, CEO de Apple, también ha entrado en el escenario político, aunque de puntillas, al declararse públicamente homosexual y defender los derechos de este colectivo.

Las donaciones de CEOs a campañas políticas no son ningún secreto. Y es que, como explica este análisis de QSR, desarrollar una relación con los líderes elegidos puede tener “un impacto profundo en los planes económicos que afectan a los negocios”.

Estos vínculos se demostraron cuando el CEO de Starbucks planteó la posibilidad de entrar en política y consiguió el apoyo público de hasta 100 reconocidos empresarios. Como destaca Usa Today Schultz ya ha descartado la idea de pisar el Capitolio.

En el caso de España, los lazos entre las principales empresas y la política tampoco son una novedad. Así lo explica la presencia de políticos en consejos de administración de empresas como Telefónica o Indra, por citar aquellas que tienen corte tecnológico.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor