CES 2009: El año de los portátiles y SSD

CloudDatos y AlmacenamientoMovilidad

La Feria Internacional de la Electrónica de Consumo ha cerrado sus puertas sin grandes anuncios y con menos expositores y visitantes que en anteriores años. Y es que la crisis se ha dejado notar en Las Vegas.

ces.jpg

Tal y como adelantábamos al comienzo de la edición 2009 del CES, la feria ha acusado el deterioro de la economía mundial, lo que ha supuesto una de las más austeras desde que en 1967 celebrase su primera edición, salvando las distancias, claro.

Por no estar, no ha estado ni Bill Gates, el gran animador de los últimos años con sus keynotes durante la jornada de apertura. Sin embargo, Steve Ballmer ha intentado ponerse a su altura (aunque las formas distan mucho unas de otras) ofreciendo el anuncio oficial sobre la disponibilidad de la primera beta de Windows 7, el sistema operativo que está llamado a sustituir a Vista mas pronto que tarde.

Otro de los anuncios que ha superado la prueba con nota es el ofrecido por Palm. Se trata de la nueva plataforma webOS, cuyo primer exponente será el teléfono Palm Pre. El sistema está basado en código abierto y girará en torno a la Red, aunque por el momento no se sabe más sobre su precio de salida. Todo parece indicar que el Mobile World Congress de Barcelona será el marco indicado para conocer más en detalle este interesante producto.

Como viene siendo habitual, las televisiones planas también han seguido gozando de su gran momento de gloria en el CES. Cada vez más finas y de menor consumo eléctrico, pero sobre todo con unas prestaciones cada vez mejores, como es el caso de las frecuencias de refresco. En el caso de Samsung y su modelo Luxia 7000, este valor llega hasta los 200 Hz.

El apartado de almacenamiento para ordenadores también ha brillado con luz propia gracias, sobre todo, a la nueva generación de unidades en estado sólido, o SSD. La mayoría de fabricantes especializados no han perdido la oportunidad para lanzar al mercado modelos de mayor capacidad y, más importante aún, mayor rendimiento.

Tal y como aseguran compañías de la talla de SanDisk, el 2009 será el año de este tipo de unidades de almacenamiento, algo que también parecía que fuera ocurrir el anterior pero que simplemente cayó en saco roto.

Pero, sin duda alguna, siempre bajo nuestro punto de vista, los grandes protagonistas de esta edición que acaba de concluir han sido los ordenadores portátiles. Grandes y pequeños, pesados y livianos. Pero, sobre todo, los denominados ultraportables o netbooks, cuyas ventas durante el pasado curso parece que se superarán con creces en éste, incluso con la crísis de por medio.

Todos los fabricantes especializados se han lanzado al mercado, algunos un poco más tarde como Sony y su Vaio P, y con unos precios algo desfasados con respecto a la media, aunque con una calidad y acabado dignos de mención.

Incluso Dell ha aprovechado el CES y una convocatoria de prensa sobre su último netbook para ir abriendo boca a los asistentes con el inminente Adamo, un portátil que competirá directamente con el MacBook Air de Apple.

Por último, otro de los anuncios que puede marcará época es el de la nueva generación 3.0 del interfaz USB, el cual promete tasas de transferencia que romperán todos los records. No en vano, todo parece indicar que será hasta 10 veces más rápido que la actual versión 2.0 al alcanzar los 5 Gb/s.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor