CES 2012: el año de la televisión

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresasMovilidadTabletas
0 0 No hay comentarios

Los televisores destinados a impresionar (más grandes, más inteligentes) fueron los protagonistas de la feria de electrónica de consumo de Las Vegas, donde también triunfaron ultrabooks y tablets.

Un año más, los ojos de toda la industria tech estuvieron puestos en Las Vegas durante unos días. Se celebraba la feria más importante del sector, la Feria de Electrónica de Consumo (CES), en la que los pesos pesados y no tan pesados (menos Apple) de la industria se reúnen para mostrar sus próximos productos. Y, como todas las ferias de este tipo, el CES sirve para dibujar las tendencias que dominarán el mercado en los próximos meses y para confirmar las que ya se sospechaban.

La edición de este año, además, fue la más exitosa de la historia de la feria, según informaron desde la propia organización, tanto extensión física (ocupó casi 172 millones de metros cuadrados), como en asistencia de empresas y público: 3.100 expositores y 153.000 asistentes. ¿Qué es lo que vieron? ¿Qué productos llamaron la atención? ¿Qué tendencia fue la estrella?

La televisión vuelve a reinar: más grande, más inteligente y conectada

Las televisiones suelen tener un lugar importante en el CES, pero las tendencias presentadas no siempre logran dar con la aprobación de los consumidores y desaparecen en unos meses. Es el caso de las televisiones 3D, la gran promesa del año pasado y la gran decepción al tratarse de una tecnología todavía poco madura. Este año, por lo tanto, los fabricantes han optado por ir a lo seguro: dejando un poco de lado la tecnología 3D (que está, pero no se le da importancia), se han centrado en hacer las pantallas mejores y más grandes (y ultrafinas). Y en añadir el prefijo smart- al televisor.

Una de las presentaciones más comentadas fue en este sentido la de el televisor con pantalla OLED de 55 pulgadas de LG que, según aseguraron desde la propia compañía, es la más grande del mercado. O eso es lo que decían hasta que llegó Samsung con exactamente la misma idea. Se espera que ambas lleguen al mercado durante la segunda mitad de 2012 y no se espera que ninguna sea especialmente barata.

En cuanto a los sistemas operativos para las smart-tvs, varios fabricantes decidieron darle una oportunidad a la Google TV en su segundo intento: tanto LG como Sony, por ejemplo, presentaron sus propuestas. Samsung, por su parte, no llevó ninguna Google TV a la feria, pero no se cansó de repetir que tendrían su versión del dispositivo a finales de año.

La invasión de los ultrabooks

Al margen de las televisiones, el otro carro en el que parecen estarse subiendo todos los fabricantes es el de los ultrabooks. Algunos lo llaman así, otros evitan utilizar la marca de Intel, pero el caso es que los portátiles ultradelgados son sin duda la tendencia por la que todos parecen estar apostando para 2012, confiando en que los consumidores por fin hagan el cambio. Así, desde Dell hasta HP, pasando por Qualcomm, todos entraron en la guerra de ver quién lograba el portátil más fino sin tener que sacrificar por ello puertos o memoria.

Samsung y Lenovo entraron también en la batalla, pero sin decir que sus dispositivos eran ultrabooks. El renovado Series 9 de Samsung, por ejemplo, es extremadamente delgado, pero la palabra ultrabook (registrada por Intel) no aparece por ningún lado. Lenovo presentó su IdeaPad Yoga, que puede usarse como portátil o tablet, pero cuyos 17 milímetros de grosor dejan claro que, se le llame como se le llame, la etiqueta de ultrabook no le queda mal.

La confirmación (una vez más) de los tablets: no eran una moda

Si CES 2011 fue el año en el que todos los fabricantes se volcaron en la moda creada por Apple con el iPad, los tablets, esta última edición ha dejado claro que no se trataba de algo pasajero. Y si el año pasado todos estos dispositivos se parecían demasiado entre sí, este año ha llegado la variedad: tamaños distintos (desde el Samsung Galaxy Note de solo 5,3 pulgadas hasta otros de 10), pantallas distintas (había 3D, OLED…), con o sin teclado… y de todos los precios.

No obstante, también se atisba una nueva tendencia con respecto al tema económico: varios fabricantes están intentado ir directamente a por el iPad presentando tablets también de gama alta. Es el caso del Toshiba Excite X10, que se pondrá a la venta por 529 dólares (el iPad 2 cuesta 499). Con el iPad 3 a la vuelta de la esquina, la llegada al mercado de otros tablets de alta gama servirá para demostrar si los consumidores están dispuestos a pagar tanto por dispositivos que no sean de Apple.

En cuanto a las plataformas, el claro dominante fue Android con su última versión, Ice Cream Sandwich, en las tripas de las tabletas presentadas por compañías como Acer, Asus, Samsung y Toshiba. En el mundo smartphone, no obstante, el protagonista fue Windows. Quizá por las expectativas (todo el mundo esperaba ver Windows 8 ) o por las promesas, o simplemente como forma de decir adiós a Microsoft.

Porque el CES 2012 fue también el último que contó con una keynote de Microsoft. Y si bien Steve Ballmer no desveló demasiadas cosas y decepcionó a bastantes, su presencia sirvió como transición. Microsoft fue la firma más importante del CES durante muchos años, pero ahora se retira. El relevo es sin duda para Google. Android ya no solo está en smartphones y tablets: ha llegado a la televisión, a la nube y hasta a los frigoríficos. CES 2013 será de Google. Pero falta todavía un año de confirmación y derrumbe de tendencias.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor