China podría poner fin al veto a los videojuegos tras 13 años

Empresas

A pesar de los potenciales beneficios de la retirada del veto, los principales fabricantes y desarrolladores se enfrentarían a un gran obstáculo: la censura.

El gigante asiático prohibió la venta y producción de videoconsolas y videojuegos en el año 2000. Trece años más tarde las autoridades estudian poner fin al veto.

El movimiento podría gustar a los principales players de la industria de la cosola. Sony, Nintendo y Microsoft podrían fabricar sus consolas en el país -con sus bajos costes de fabricación- y llegar a un público más amplio. Con el movimiento, China podría además abrir su economía al mundo.

A pesar de los potenciales beneficios de la retirada del veto, los principales fabricantes y desarrolladores se enfrentarían a un gran obstáculo. Los contenidos deberán pasar el implacable tamiz gubernamental y conseguir la aprobación de las autoridades.

China quiere mantener a sus ciudadanos alejados de contenidos “peligrosos e insanos”.

La posible retirada del veto llega a través del diario asiático South China Morning Post, aunque los rumores en este sentido no son nuevos. A principios de año China Daily habló de la posible apertura al mercado de consolas aludiendo a fuentes llegadas del Ministerio de Cultura chino.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor