China se resistirá al iPhone 7, según los analistas

MovilidadSmartphones
0 1 No hay comentarios

IDC apunta a la eliminación de la toma para auriculares, la falta de carga inalámbrica y la ausencia de un diseño innovador como frenos para la compra.

El iPhone 7 y el iPhone 7 Plus ya son una realidad. Ya han sido presentados. Pero las novedades que incorpora la nueva propuesta de Apple en smartphones, incluyendo su resistencia al agua o su cámara dual, podrían no ser suficientes para atrapar de nuevo la atención de los consumidores chinos. Cabe recordar que China es un mercado de gran importancia para los vendedores de terminales móviles donde Apple ha ido perdiendo algo de fuelle.

IDC cree que hay tres motivos que desencantarán a los usuarios de ese país, empezando por la introducción de los auriculares inalámbricos AirPods y la eliminación de la toma de audio tradicional, aunque se ofrezca un adaptador. Los analistas califican esta decisión de “chasco”, porque “ya no podrán escuchar música en sus iPhones mientras cargan sus teléfonos”. A esto habría que sumarle “el alto precio de 159 dólares” de los AirPods y que “los auriculares solamente tendrá una duración de cinco horas sin cargar, un corto periodo de tiempo si se tiene en cuenta que muchos consumidores en China dan largos paseos en tren para viajar a diferentes partes del país”, recuerda IDC.

Por otra parte, desde esta consultora califican de “decepcionante que ni la carga inalámbrica ni la rumoreada tecnología de carga inalámbrica de larga distancia” hayan aparecido con el iPhone 7. Aquí se indica que los clientes locales llevan “un cargador de batería portátil” consigo “en los autobuses o los trenes”, de modo que una innovación en este sentido podría haber sido la mejoría ideal para ellos. Y, por último, cabe señala la falta de un diseño realmente diferenciado de la generación previa. Sólo habría “pequeños cambios incrementales”, con la introducción de nuevos acabados en negro, no cambios “extraordinarios que destacan en comparación con el resto”. Así no habría razones de peso para una actualización masiva por parte de la base de usuarios.

Esto lleva a IDC a concluir que el iPhone 7 no debería convertirse en un éxito remarcable en China, al menos no entre quienes tienen un teléfono Android y deben ser seducidos para cambiarse de marca. Lo que sí podría convencer sería un nuevo iPhone en 2017, “cuando Apple celebre el décimo aniversario del lanzamiento” de este smartphone.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor