China sobrepasa a USA como el mayor mercado de dispositivos móviles

Movilidad

China ya es el primer país del mundo en número de dispositivos iOS y Android activos al haber adelantado a Estados Unidos.

Un año después de que China se convirtiese en el mercado con mayor crecimiento de activaciones de dispositivos móviles inteligentes, estadística que contabiliza smartphones y tablets pero deja fuera los móviles tradicionales, el país asiático que cuenta con un potencial mucho mayor de población que accede a estos terminales, se ha colocado a la cabeza mundial, un puesto que precisamente por su gran índice de población y por el crecimiento económico que continúa experimentando parece difícil que alguna vez llegue a abandonar.

El dato procede de un análisis efectuado por la empresa Flurry a través del examen de más de 2.500 millones de sesiones anónimas de activación de más de 275.000 aplicaciones móviles a lo largo y ancho del planeta. Según afirman, son capaces de medir el 90% de la actividad mundial de los móviles y otros dispositivos inteligentes.

En enero de 2013 USA y China se encontraban prácticamente empatados con 222 y 221 millones de dispositivos inteligentes activados, respectivamente, pero durante el mes de febrero las posiciones han cambiado. Ahora USA tiene 230 millones de dispositivos activados y China 246 millones, una tendencia que como decíamos ya no va a cambiar derivado del hecho de que en USA hay 310 millones de habitantes mientras que en China superan los 1.300 millones, con un crecimiento muy superior de la población que accede al uso de la tecnología móvil.

La única “amenaza” podría ser India, con 1.200 millones de habitantes y sólo 19 millones de dispositivos móviles inteligentes activado
mas

Este exponencial crecimiento chino podría llegar a hace tambalearse la industria de la telefonía móvil, al convertirse en el destino de tres cuartas partes de los terminales que se producirán en el mundo en un futuro no demasiado lejano.

vINQulo

Flurry

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor