China, espía sin licencia

EmpresasSeguridad

Desde el país asiático, se han infectado equipos de 103 países.

Los ordenadores del Dalai Lama dieron la voz de alarma, pero la investigación más profunda dejó al descubierto una red de espionaje global, que afecta a más 103 países.
La fuente de infección: China. Quién está detrás es todavía un misterio.  Las víctimas, tanto individuos como Administraciones gubernamentales.
El mecanismo de contagio ha sido tan tradicional como eficaz: el envío de mensajes con adjuntos infectados ha creado una red que permite controlar el equipo e incluso sus periféricos.
Entre los países que ya se saben afectados se encuentran, entre otros, Irán, India, Corea del Sur, Taiwán, Portugal o Alemania.
Por el momento, y aunque los intereses estratégicos podrían ser muy elevados, no se ha demostrado que el Gobierno chino participe de la red, como publica Vnunet.
Más información en eWEEK

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor