Chrome SO vs Windows 7

Empresas

Redmond será el principal perjudicado por el lanzamiento del sistema operativo de Google: “La llegada de Chrome OS es un golpe directo para uno de los principales focos de ingresos de Microsoft”, apunta un analista.

Tras la guerra de los navegadores, la guerra de los buscadores y otras tantas batallas del universo de las nuevas tecnologías, la lucha ha llegado al escritorio del PC doméstico. Lo nunca visto: el reinado de Microsoft podría estar en peligro. El culpable… Google Chrome OS, un sistema operativo sobre el que no se sabe prácticamente nada aunque el interés sobre el mismo haya alcanzado picos record.
Un usuario ha llegado a colgar en su blog las imágenes del producto, recogidas en masa por la prensa especializada aunque, como ha ya reconocido el primer publicador, eran falsas.
Hasta ahora Microsoft reinaba sin problemas en el mercado de software para ordenadores personales.  A pesar de que las últimas estimaciones de mercado apuntan a que el sistema operativo de Redmond, Windows, pierde terreno frente a Mac OS (que se acerca al 10%), las tasas de penetración del SO de Microsoft siguen siendo envidiables. El 88, 26% de los ordenadores usan Windows, según NetApplications.
A pesar de la concienciación de la comunidad Linux, el uso del sistema operativo libre sigue siendo residual, por lo que cualquier otra alternativa en la situación de mercado actual (y a las distribuciones del sistema operativo libre que existen en este momento) puede ser clave para cambiar las tornas. Si el nuevo software lleva el nombre de Google, una empresa que genera confianza entre los usuarios de todos los niveles, no sólo aumenta las posibilidades de éxito, sino que además crea la expectativa de un posible daño en el imperio de Microsoft. ¿Será Google Chrome OS el iceberg con el que chocará Redmond?
La analista de mercado iSuppli así lo ve: Google Chrome OS es un reto directo para Microsoft. “El lanzamiento por parte de Google del navegador Chrome sirvió de ataque preliminar en la batalla contra Microsoft, centrándose en un producto líder de mercado, Internet Explorer”, apunta el analista de iSuppli, Matthew Wilkins, que asegura que pasándose al mundo software Google va a por la bandera de Redmond.
“La llegada de Chrome OS es un golpe directo para uno de los principales focos de ingresos de Microsoft: las ventas del sistema operativo Windows para netbooks”, continúa Wilkins, que recuerda como el advenimiento de Windows 7 llegará en tiempos de Chrome.
La batalla
La salida al mercado de Google Chrome OS no sólo afecta en general a Windows sino que toca de forma directa a 7.


La nueva y esperada versión del sistema operativo de Redmond llegará al mercado el próximo octubre, fecha que coincidirá con la estimada por Google para contar con más datos sobre su sistema operativo.
Aunque Microsoft lance Windows 7 en octubre de este año, la duración de la migración a la nueva versión durará más allá del día de lanzamiento. De hecho, el cambio de edición se producirá a lo largo de todo el año. ¿Podrán esperar los usuarios al nuevo sistema operativo?
Por si sí o si no, el mercado ya espera que la llegada inminente de Google Chrome OS tire los precios de los ordenadores personales, especialmente de aquellos donde se va a producir la gran batalla. Los netbooks son el destino original del SO de Google, por lo que la competencia podría jugar a la rebaja.
“La estrategia de Microsoft se centrará en los precios. Ahora existe un competidor con el músculo y el reconocimiento de marca”, reconocía la semana pasada un analista.
“Google no quiere desarrollar sistemas operativos más rápidos y simples. Tampoco desea poner en entredicho el liderazgo de Microsoft. Simplemente, juega a la defensiva”, reconocía aún así el vicepresidente de evangelización y plataforma de Microsoft, Walid Abu-Hadba.   Sobre todo, teniendo en cuenta que, como publica eWEEK, Microsoft no está de brazos cruzados esperando a que se lo lleve la corriente de las aplicaciones en nube. 
Redmond trabaja en Gazelle, el nombre en clave de un sistema operativo alternativo a Windows y similar en sus características a Chrome SO. La pregunta, como apuntan los analistas consultados por la publicación, sería saber cuánto de rápido podrá ser el desarrollo para llegar a los consumidores.
No sólo eso. Microsoft tampoco se ha quedado completamente rezagado en aplicaciones en nube. Aunque tarde, la compañía desvelará en la Conferencia de Socios que se celebra esta semana la posibilidad de acceder a Office en modo cloud, como esperan  los analistas.
Aún así, y aunque la batalla entre Microsoft y Google parece lo más interesante, hay otros detalles que Google Chrome OS podría acelerar como gasolina en un incendio. Así, la penetración de Linux podría verse muy beneficiada por este nuevo SO y además Chrome OS puede ayudar al mercado wireless, como recuerdan desde iSuppli. 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor