El ciberataque de ransomware se vuelve global

Gestión de la seguridadSeguridadVirus

74 países se han visto afectados por ese peligroso malware que se expande a toda velocidad.

Pocos podían sospechar que lo que se inició en España como un ciberataque contra Telefónica y otras empresas nacionales, terminaría llegando a ser un problema a escala global.

Hace unas horas os informábamos de la extensión a varios hospitales del Reino Unido, y ahora las últimas noticias que llegan desde empresas de ciberseguridad como Kaspersky Lab, aseguran que se han alcanzado los 45.000 ataques en 74 países, una cifra que no hace más que aumentar con el paso de las horas.

El ransomware WannaCry está detrás de esos peligrosos ataques, y como puede verse en este mapa de Intel que informa en tiempo real de su evolución, se está expandiendo con gran velocidad.

Una brecha localizada en Windows ha sido explotada por el citado malware para tomar el control de los ordenadores que no estuvieran actualizados en materia de seguridad.

Desde el CCN-CERT han informado de que es conveniente actualizar los sistemas a la última versión o parchearlos siguiendo las instrucciones del fabricante, y en el caso de sistemas sin soporte o parche, aconsejan aislar de la red o apagar según sea el caso.

También explican que en las redes de las organizaciones se debe aislar la comunicación a los puertos 137 y 138 UDP y puertos 139 y 445 TCP, y recomiendan descubrir que sistemas dentro de una red pueden ser susceptibles de ser atacados, para que puedan ser aislados, actualizados y/o apagados.

Asimismo, de cara a los usuarios u organizaciones que se hayan visto afectados, el CCN-CERT dispone de un Informe de Medidas de seguridad contra el ransomware, en el que se incluyen pautas y recomendaciones generales, y en el que se detallan los pasos del proceso de desinfección y las principales herramientas de recuperación de los archivos en este tipo de ataques.

Entre los puntos del mismo se expone que efectuar el pago por el rescate del equipo no garantiza que los atacantes envíen la utilidad y/o contraseña de descifrado, y se recomienda que si una empresa no dispone de copias de seguridad conserve los ficheros cifrados por el ransomware, ya que en el futuro podría surgir una herramienta que permitiera descifrar los documentos que se hubieran visto afectados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor