Los “cigarrillos electrónicos” protagonizan una batalla por su regulación

Empresas

Lo que para algunos es un remedio para aminorar la cantidad de nicotina que fuman es para las autoridades estadounidenses un sustitutivo del tabaco que debe ser regulado y sometido a ensayos clínicos.

Victoria Vasconcellos, fundadora de una pequeña tienda online que vende “cigarrillos electrónicos” o “e-cigarettes” importados desde China, se enfrenta a las autoridades estadounidenses por un problema en la regulación de su producto.

El problema es que este tipo de cigarrillos es para muchos consumidores una forma de seguir fumando pero respirando una menor cantidad de nicotina, pero el organismo regulador de los alimentos y los medicamentos de Estados Unidos no piensa lo mismo y exige que se regulen como un sustitutivo de la nicotina. 

Esta batalla legal por la regulación podría afectar a millones de fumadores americanos, empezando por los 14.000 clientes que tiene la página de Vasconcellos, Cignot.com.

La FDA (Food and Drugs Administration) considera que los e-cigarettes deben someterse a la regulación pertinente que siguen otros productos para dejar de fumar como los parches, ya que contienen nicotina y pueden causar riesgos para la salud, según informa The Wall Street Journal.

Por el contrario, los vendedores consideran los cigarros electrónicos como una “alternativas de recreo” para el tabaco, pero no como productos que ayuden a dejar de fumar.

De salirse con la suya la FDA, las compañías de e-cigarettes estarían obligadas a realizar todo tipo de ensayos clínicos para probar que son seguros y efectivos, una labor que supone grandes inversiones a las que las empresas no están dispuestas a hacer frente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor