Cisco actualiza su UCS con los Xeon 7500

CloudDatacenterDatos y AlmacenamientoProveedor de ServiciosProyectosRedesServidoresSoftware

La estrategia para el centro de datos unificado de Cisco contará a partir de ahora con servidores en rack y blade gobernados por la última hornada de procesadores Intel de 8 núcleos.

Cisco acaba de anunciar que está comenzando a actualizar su oferta de servidores como parte de la estrategia UCS (Unified Computing System). Se trata de nuevos modelos en rack y blade que llegan con los procesadores Intel de última generación, los Xeon 7500.

Después de trece meses en el mercado en torno al centro de datos, el fabricante está en disposición de ofrecer a los clientes su segunda generación UCS, que llega con conectividad de Entrada/Salida capaz de ofrecer una gran escalabilidad a nivel de servidor, switches de red y almacenamiento, así como el software para gestionar estos recursos.

Cisco había sido hasta ese momento una empresa, la mayor, especializada en redes de comunicaciones, pero con el anuncio de su UCS rompía las reglas fundamentales que habían estado vigentes. Básicamente se trataba de no competir directamente entre aquellas empresas que fueran partners tecnológicos. De hecho, Cisco proporcionaba a fabricantes como HP todo lo relacionado al networking, algo que ha llevado a la ruptura de ambos hace poco tiempo. Incluso HP decidió hacerse con su propia compañía especializada en redes mediante la adquisición de 3Com.

cisco_ucs.jpg

Por otro lado, la estrategia de Cisco está prestando especial atención a las nuevas necesidades de las empresas en materia de virtualización. Según el fabricante, más de la mitad de las cargas de trabajo de las grandes cuentas ya están virtualizadas, por lo que su UCS también está mejorando en este apartado.

Los nuevos servidores, que estarán disponibles este verano, son los B440 M1 y C460 M1. Cisco asegura que ya tiene peticiones de al menos 400 clientes y espera conseguir una facturación de 1.000 millones de dólares en este negocio, durante este año.

De igual forma en anteriores configuraciones, estos sistemas soportarán la arquitectura FLEXlink I/O, diseñada para mejorar el rendimiento y ancho de banda de las comunicaciones entre los distintos recursos del centro de datos.

“Los nuevos servidores con soporte para FLEXlink son capaces de ofrecer cuatro veces la capacidad de computación que tenían los anteriores sistemas”, aseguran en el comunicado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor