Cisco y Apple llegan a un acuerdo sobre la marca ?iPhone?

OperadoresRedes

Después de semanas de litigio, Cisco permitirá a Apple usar el nombre de
iPhone para su teléfono móvil a cambio de contrapartidas tecnológicas y quizá
también económicas.

A última hora del miércoles, los gigantes estadounidenses
Cisco y
Apple dieron a conocer que, tras meses de
discusiones, han llegado a un acuerdo que permitirá a esta última hacer uso de
la marca iPhone para su nuevo teléfono.

Según los términos del mismo, que no han transcendido en detalle, las dos
partes tendrán derecho a emplear la marca iPhone con una contrapartida: explorar
ampliamente todas las posibilidades de interoperabilidad entre los productos de
ambas marcas, ya se trate en el ámbito de la seguridad, las comunicaciones para
usuarios domésticos o empresariales.

El comunicado no dice si Cisco ha conseguido, además, compensaciones
financieras, aunque la posibilidad ha sido ampliamente comentada en el
transcurso de las últimas semanas.

Las negociaciones alcanzaron un momento de crisis el pasado 9 de enero,
cuando Steve Jobs, presidente de Apple, dio a conocer el lanzamiento del iPhone,
consciente de que el nombre en cuestión era una marca registrada por
Linksys,
propiedad de Cisco, desde el año 2000.

La reacción de este último no se hizo esperar, y al día siguiente presentó
una demanda en la Corte federal de San Francisco por violación de marca
registrada.

Tras el final de las hostilidades con los
Beatles, este acuerdo representa una
victoria para Steve Jobs, puesto que de haber seguido la vía jurídica, el caso
estaba perdido de antemano. De lo que se concluye que la compañía ha sabido
hacer ver a Cisco y a su presidente, John Chambers, que tenían más que ganar
dejando a Apple que diera a conocer la marca iPhone, ya que los terminales
inalámbricos de Cisco/Linksys están lejos de tener la notoriedad de que gozan
los productos Apple en todo el mundo.

Según ciertos analistas, esta alizanza podría permitir a los protagonistas
ampliar su posición en torno a la distribución de contenidos de vídeo, objetivo
que se ha convertido en un privilegio para la industria informática y de redes.

Así, cabe esperar que aparezcan soluciones de convergencia entre las ofertas
de Apple y Cisco en este mercado, donde la competencia es particularmente
fuerte, como por ejemplo dispositivos de Linksys con posibilidades de conectarse
a iTunes, el servicio de descargas de Apple que la compañía siempre se ha negado
a abrir a sus competidores ?siendo las experiencias con HP y Motorola aún poco
concluyentes?.

De hecho, para Apple este punto supone un paso importante, ya que podrá
integrar el conocimiento y la experiencia de redes de Cisco en sus productos.
Cisco, por su parte, busca entrar en el mercado de los usuarios domésticos a
cualquier precio, y en este punto Apple ha demostrado su saber hacer con
productos y servicios como el iPod e iTunes.

Fuente
original

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor