Cisco despide a 6.500 empleados y vende una de sus fábricas

Empresas

No corren buenos tiempos para la firma estadounidense Cisco Systems, que acaba de anunciar el despido de un total de 6.500 empleados, buena parte de ellos en puestos ejecutivos, como parte de su plan para reducir costes.

Este recorte en la plantilla se viene barajando en los últimos meses, si bien hasta la fecha no se conocía la cifra exacta de trabajadores que serán despedidos y se esperaba que fuera cercana a los 4.000.

Finalmente son 6.500 los puestos que Cisco piensa eliminar. Esta cifra representa aproximadamente un 9% de la plantilla total y un 15% de los puestos ejecutivos de la compañía, entre los que figuran vicepresidentes y otros altos cargos.

Los despidos afectan a las sedes que la compañía posee en Estados Unidos, Canadá y también en otros países. Un total de 2.100 de los trabajadores despedidos ya se han acogido a planes de prejubilación.

Además de meter la tijera en la plantilla, Cisco ha anunciado la venta de una planta de fabricación que posee en Ciudad Juárez (México) y que cuenta con unos 5.000 trabajadores, que ha sido adquirida por la firma taiwanesa Foxconn, tristemente conocida por sus extremas condiciones de trabajo.

Estas medidas están orientadas a reducir de forma drástica los costes anuales, que se pretenden rebajar en 1.000 millones de dólares. Además de despedir empleados y vender fábricas, Cisco está tratando de simplificar su estructura organizativa para optimizar recursos y seguir abaratando costes.

 

vINQulos

EFE, Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor