Claves para reducir la huella de carbono

Empresas

Gartner señala la importancia de analizar las necesidades reales de la red para minimizar su consumo de energía.

Teniendo en cuenta que la red de una empresa es uno de los más importantes contribuidores a la huella de carbono, es muy importante analizar su rendimiento para avanzar en los planes de respeto del medioambiente. Gartner indica tres pasos para este análisis: determinar las necesidades de la red, minimizar el número de capas y dispositivos conectados y reducir el consumo de energía de los propios dispositivos.

Según Neil Rickard, vicepresidente de investigación de Gartner, “al contrario que los clientes individuales, que pueden reducir su huella de carbono simplemente apagando los dispositivos cuando no están en uso, la red necesita estar siempre encendida, sin tener en cuenta su uso. Como las organizaciones no pueden apagar sus redes para reducir el impacto medioambiental, deben tomar pasos simples para reducirla.”

Gartner aconseja no dejarse llevar por los distribuidores y evitar comprar tecnologías de red que no les hacen falta sólo ‘por si acaso’, aunque en ocasiones añadir funcionalidades de red puede reducir el impacto medioambiental. Tampoco es bueno asumir las prácticas establecidas en el diseño tecnológico previo de la empresa, pues precisamente los avances tecnológicos pueden reducir considerablemente el número de dispositivos instalados.

Por otro lado, es necesario considerar la eficiencia en el consumo energético a la hora de seleccionar nuevos productos, pues debería ser un factor decisivo de compra a la hora de sustituir los equipos de redes. A largo plazo, Gartner espera ver la evolución de tecnologías de red capaces de ahorrar consumo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor