El superregulador, preocupado por la nueva Ley General de Telecomunicaciones

EmpresasOperadoresRedes

La Ley, ahora en el Senado, concede gran parte de las competencias al Ministerio de Industria en lugar de a la CNMC.

El Ministerio de Industria asumirá gran parte de las funciones reguladoras en materia de telecomunicaciones si no hay cambios sustanciales en la nueva Ley General de Telecomunicaciones que se tramita en el Senado hasta el próximo 18 de marzo.

José María Marín Quemada, presidente de la CNMC, se ha mostrado preocupado. En un desayuno informativo de Europa Press ha manifestado que de aprobarse sin modificaciones, el superregulador se convertirá en el organismo con menos competencias en materia de telecomunicaciones en toda Europa.

La tensión entre Industria y el superregulador es incuestionable. Para la CNMC, la aprobación de la nueva norma supone obviar las recomendaciones de Bruselas. En una carta enviada al ministro José Manuel Soria en julio, la comisaria Neelie Kroes se mostró preocupada por la transferencia de competencias fundamentales del regulador al ministerio.

Fue la segunda carta que la comisaria hizo llegar, tras la primera que amenazaba con la apertura de un expediente de infracción.

La ley, que aún se está tramitando, no concede competencias al superregulador en ciertas materias como el espectro radioeléctrico, la seguridad de las redes, el registro de dominios o los derechos de los usuarios, a diferencia de otros países europeos.

Marín Quemada ha recordado en su intervención que la CNMC opera sobre tres pilares básicos: la independencia, la coordinación y transparencia. El presidente ha dicho que bajo estas premisas no sorprenderá que el organismo “mantenga posiciones distintas a Gobiernos o empresas”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor