Comienza la batalla por la realidad virtual

Empresas

Facebook, Samsung, Sony, Microsoft… Todas las grandes empresas del sector están depositando grandes esperanzas en la realidad virtual y aumentada.

Llevamos ya mucho tiempo oyendo hablar de la llegada de la realidad virtual, pero parece que esta vez la industria va en serio.

La realidad virtual tiene sus orígenes en la década de los sesenta, cuando los pioneros soñaban con la posibilidad de crear dispositivos capaces de recrear un mundo virtual en el que el usuario pudiera sumergirse como si fuera real. Empezaron a fabricarse rudimentarios cascos de realidad virtual y la tecnología comenzó a explotarse en el ámbito militar.

Sin embargo, el avance desde entonces no fue demasiado satisfactorio. Algunas compañías intentaron desarrollar productos orientados al entretenimiento, como Nintendo, Sega, Sony, Atari, etc., pero los resultados no fueron demasiado halagüeños. En la mayoría de las ocasiones, se trataba más de cascos que intentaban reproducir imágenes tridimensionales, pero sin crear un mundo virtual que absorbiera al usuario.

La revolución llegó con Oculus Rift, un proyecto financiado mediante crowdfunding que, por fin, parece que va en serio. Si no fuera así, sería difícil de entender que Facebook pagara 2.000 millones de dólares en la compra de Oculus VR, la empresa creadora del ingenio. De momento, se puede preordenar la compra de la segunda versión del kit de desarrolladores de Oculus Rift, por un precio de 350 dólares.

Además, la tecnología de realidad virtual de Oculus también ha despertado el interés de Samsung. No en vano, la compañía surcoreana alcanzó un acuerdo con Facebook para adoptar la tecnología de Oculus. Como informaba CNet el pasado mes de julio, Oculus está colaborando con Samsung en el desarrollo de Samsung Gear VR.

No se trata de un dispositivo de realidad virtual integral, sino que combina su hardware con las capacidades de un smartphone Galaxy Note 4 para generar estos mundos virtuales. El teléfono reproduce las imágenes y también se utilizan sus sensores de movimiento. Incluso se puede aprovechar su cámara para crear experiencias de realidad aumentada. Gear VR permitirá acceder a películas, juegos, videos de 360º y contenidos educativos, como especifica en esta infografía, donde también se detallan algunas de sus características. Saldrá a la venta por unos 199 dólares.

Pero no es el único proyecto en marcha. Sony viene trabajando desde hace tiempo en su ‘Project Morpheus’, accesorio para la PlayStation 4. El pasado mes de septiembre, la compañía nipona confirmaba que estaba en un 85% de su desarrollo, como recogía VentureBeat.

Microsoft también está llevando adelante su propio desarrollo, denominado ‘Project Fortaleza’. En su caso, se trata de un accesorio para la Xbox One. Aunque la compañía de Redmond no ha comentado demasiado al respecto, en marzo de este año compró ODG, una empresa dedica al desarrollo de gafas de realidad aumentada, por lo que tal vez se oriente más a ésta que a la realidad virtual. Microsoft pagó 150 millones de dólares por ella, según informaba Techcrunch.

Además, hay otros productos que, al igual el dispositivo de Samsung, aprovechan las capacidades de los smartphones para ofrecer una experiencia de realidad virtual a un precio muy económico. Éste es el caso del Zeiss VR One, que saldrá en diciembre a un precio de 99 dólares. Y otro ejemplo es Archos GearVR, que se venderá por uno 30 dólares.

Google ha apostado por el humor a la hora de presentar su propio dispositivo de realidad virtual. La empresa de Mountain View ha diseñado unas gafas de cartón donde colocar el móvil para disfrutar de una experiencia virtual gracias a la app Cardboard.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor