Comienzan las obras del centro de datos que sostendrá la nube de Apple

Empresas

Prineville ha sido la ciudad escogida para levantar dos edificios de 31.400 metros cuadrados cada uno, que serán alimentados únicamente con energía limpia.

El centro de datos que Apple tiene en Carolina del Norte no será el único que utilice energías renovables, ni tampoco será pilar de soporte exclusivo para el servicio en la nube iCloud.

La firma de la manzana mordida acaba de dar el pistoletazo de salida para la construcción de un enorme complejo en la ciudad estadounidense de Prineville, Oregon, con el objetivo de potenciar todavía más su oferta de cloud computing. Sobre todo ahora que las nuevas versiones de sus sistemas operativos favorecen la integración cloud de múltiples dispositivos.

Para esta fase de obras iniciales, que consisten en acondicionar el terreno y levantar un primer edificio de 31.400 metros cuadrados, se invertirá un total de 68 millones de dólares.

Dentro de estas instalaciones habrá dos salas de datos con potentes servidores, según informa el periódico local The Oregonian, y en el futuro se construirá otro edificio similar con catorce nuevas sub-estancias.

Todas ellas serán alimentadas al 100% con energías renovables, mediante el uso de maquinaria eólica, hidroeléctrica y geotérmica. Y, cuando estén operativas, darán trabajo a “decenas” de personas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor