La CE presenta una propuesta de ley para acabar con los “minerales de sangre” en tecnología

EmpresasLegalRegulación

El Parlamento Europeo votará la necesidad o no de que los fabricantes determinen si las materias primas que utilizan en sus productos proceden de países en conflicto.

Los eurodiputados votan este martes si se debe obligar o no a los fabricantes de electrónica a averiguar la procedencia de los minerales que utilizan en sus productos, tal y como recoge The Register.

La Comisión Europea (CE) ha presentado una propuesta de ley para intentar acabar con los llamados “minerales de sangre”.

Estos son aquellos procedentes de países en conflicto, como la República del Congo, donde la extracción mineral está en manos de grupos armados que financian su actividad violenta y contra los derechos humanos con la venta de estaño, tungsteno, tántalo y oro (también conocidos como minerales “3TG”), que se utilizan en gran medida en los productos de electrónica.

La propuesta de la CE prevé un sistema voluntario para que las empresas importadoras, fundiciones y refinerías de la UE determinen cómo se obtienen dichas materias primas.

La cuestión ha generado un gran debate entre los miembros del Parlamento Europeo. Judith Sargentini, diputada verde, ha afirmado que “necesitamos una legislación real, no voluntaria, para ser capaces de garantizar a los consumidores europeos que no contribuyen a los conflictos armados o abusos de derechos humanos con la compra de teléfonos y tabletas”.

Para otros europarlamentarios la cuestión no es tanto si una ley voluntaria u obligatoria funcionaría mejor sino que el verdadero reto está en elaborar una regulación “viable y eficiente”.

La UE es uno de los mayores mercados del mundo de los minerales “3TG” con más de 400 empresas importadoras de estos metales.

En 2010 EEUU ya aprobó la Ley Dodd-Frank, el equivalente a esta normativa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor