Cómo abordar una estrategia móvil en 10 pasos

AppsMovilidadWorkspace

Comprar a través de un móvil o un tablet está a la orden del día. Si los usuarios han dejado atrás sus temores, las empresas deben hacer lo propio.

¿Costes? ¿Complejidad técnica? ¿Pocos recursos? Son muchas las empresas que no saben cómo empezar a construir su estrategia móvil y han tenido que retrasar la adopción de su proyecto.

Para ayudarlas, la plataforma tecnológica Appsbuilder ha elaborado una lista con los 10 puntos clave de cara a 2015 para construir una estrategia móvil que permita alcanzar los objetivos de crecimiento y visibilidad de un negocio. Son estos:

1. Lanzar al mercado los sitios web y las apps de la compañía al mismo tiempo. Aunque no hay que confundir una web o una app con la estrategia móvil de una marca, es recomendable crear ambas a la vez para maximizar los canales de comunicación más efectivos para posicionar a la empresa.

2. Conectar el marketing offline con el online. Para construir una correcta estrategia y alcanzar las máximas oportunidades, es necesario conectar los clientes del mundo offline con los digitales. De hecho, el entorno móvil debe de ser el centro del negocio en el área de marketing para captar la atención. Los códigos QR, SMS o imágenes y audios que inciten al reconocimiento (a través de apps como Shazam) son ejemplos de unión de ambos canales.

carteramovil3. Implementar diferentes dispositivos según objetivo y momento del día. Las acciones que emplean distintos dispositivos consiguen mayores alcances y conversiones que las que se centran en uno solo. Según la ubicación, la hora del día y el gadget, es aconsejable ofrecer una serie de contenidos u otro. Por ejemplo, las tabletas se utilizan más por las noches mientras que los smartphones se usan durante el trayecto de ida y vuelta al trabajo y en las pausas laborales.

4. Invertir en publicidad social. Pese a que los días de llegar a nuevos usuarios de forma gratuita están contados, la publicidad se podrá seguir realizando con bajos presupuestos y dirigiéndola al target adecuado para conseguir tráfico y ventas.

5. Optimizar en la búsqueda local. Según Google, las búsquedas locales llevan alrededor del 50% de los usuarios móviles a visitar una tienda física. Por eso es importante disponer de motores de búsqueda optimizados para dirigir el tráfico orgánico de un sitio web a los objetivos fijados. Utilizar los títulos y descriptores correctos e incluir palabras claves fomentará el interés del usuario para hacer clic sobre ellos, así como conseguir enlaces entrantes en sitios locales de interés relacionados con el sector de la compañía, ya sea en noticias de periódicos locales o establecimientos acordes.

6. Evaluar los nuevos avances con los usuarios. Aunque hay que mantenerse alerta de los avances tecnológicos, lo más importante es evaluar la forma en la que los consumidores responden ante ellos a través de distintas aplicaciones, como Beacons, generadores de contenidos o showrooming.

7. Desarrollar una estrategia basada en el MCRM (Mobile Customer Relationship Management). Uno de los aspectos más importantes de la estrategia móvil es la inmediatez de respuesta de los usuarios, traducida en descargas o accesos a las webs. Además, hay que conseguir que continúen fiel a la empresa con acciones de retención, mensajes de recordatorio o aplicaciones extras…

8. Maximizar el marketing de la app. Una vez el usuario tiene la app, hay que optimizar los esfuerzos en marketing y las campañas de adquisición a través de diversos canales; por ejemplo, los marketplaces, el marketing online (para redirigir el tráfico a los sitios móviles) o el offline (con referencias a las herramientas online de la empresa que recuerden su dimensión tecnológica).

9. Disponer de un equipo efectivo. Es preciso contar con un equipo que contribuya al análisis y evaluación de los datos para medir resultados a través de métricas y llevar a cabo estrategias de mantenimiento y mejora.

10. Anteponer las necesidades de los clientes. Mediante el diálogo y todos los canales posibles, hay que crear una cultura enfocada al cliente, que priorice sus necesidades.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor