Cómo afrontar la consumerización a través de Intel y Windows 8 [Publirreportaje]

MovilidadPCWorkspace

La tendencia hacia la consumerización ya no es algo puntual sino todo un fenómeno extendido en el mundo empresarial actual. Este acercamiento al usuario y sus herramientas usuales en su vida cotidiana, requiere una estrategia clara por parte de los responsables de TI, encargados de solucionar los retos tecnológicos que plantea.

Ya no basta con el modelo “Bring Your Own” o la virtualización de aplicaciones y equipos. Ahora no se busca un simple acceso remoto o la posibilidad de integrar equipos externos con el entramado de la empresa, es algo más complejo y fundamental, una renovación completa a la hora de ofrecer herramientas al usuario.

A pesar de que el nivel técnico entre los usuarios no especializados en TI de la empresa puede que no haya aumentado considerablemente, sí que lo han hecho sus exigencias, debido a la mejora continua y a pasos agigantados de las posibilidades de los equipos de consumo. Hay que buscar como canalizar esas expectativas y potencial a buen puerto para la creación de una estrategia de éxito.

 

Las propuestas de Intel

Ante esta situación de desconcierto inicial y multitud de tecnologías y dispositivos que en muchos casos parecen enfrentados, hay una solución que presenta las garantías necesarias, con un mínimo riesgo de compatibilidad y centrándose en una adaptación que satisface tanto a usuarios, como equipo de TI y empresarios.

Hablamos por supuesto de Intel y de Microsoft, que gracias a sus nuevos procesadores y las mejoras incorporadas en Windows 8, logran una propuesta que cumple con la frescura y sencillez que pide la consumerización, pero que a la vez se sustenta en una base de confianza.

Windows 8 brinda una renovación tanto del interfaz como del propio sistema y aplicaciones, uniendo a aquellos usuarios acostumbrados a los entornos empresariales con aquellos que buscan la misma experiencia que en sus smartphones, tabletas o smartTVs.

Un entorno mucho más limpio, una tienda de aplicaciones que facilita el acceso a todo tipo de software de manera segura y mejoras de rendimiento. Sin olvidarnos de la fiabilidad y la seguridad de que las aplicaciones, el hardware y las herramientas usadas hasta ahora en la empresa, seguirán funcionando sin problemas manteniendo una arquitectura x86 de la mano de Intel.

 

Los procesadores Intel® se adaptan a todo tipo de necesidades

Pero acudir a Windows 8 no serviría de nada si en Intel no hubieran sabido responder con alternativas de hardware preparadas para la consumerización. Afortunadamente su amplia experiencia ha sabido responder y adaptarse a este nuevo reto tecnológico, ofreciendo soluciones flexibles y eficaces.

Gracias a la tercera generación de procesadores Intel® Core™ vPro y a los nuevos Intel® Atom™ se nos ofrece un rendimiento inteligente, que permite una potencia adaptada a las necesidades de todo tipo de usuarios y de un amplio rango de dispositivos.

Ultrabook, tabletas,  portátiles, sobremesas o estaciones de trabajo, sean cuales sean las características y necesidades del usuario, existe un equipo con tecnología Intel que se adapta a la perfección, con la ventaja añadida de un entorno común gracias a Windows 8.

 

Un entorno seguro y confiable

Los riesgos de seguridad prácticamente desaparecen gracias a las tecnologías de seguridad implementadas por Intel. Los sistemas Intel AES-NI e Intel Secure Key aceleran las operaciones de cifrado de los discos completos, asegurándolos y evitando el robo de datos.

Esta seguridad no es sólo en el acceso de los datos, sino que protege globalmente al sistema gracias a soluciones como Intel OS Guard o Intel TXT, que evitan que el malware tenga acceso al sistema y lo defienden de ataques externos.

la tecnología Intel® Identity Protection (Intel IPT) protege al usuario con una identificación segura, validando con un sistema de dos factores fuera del alcance del malware y la tecnología Intel® Anti-Theft (Intel AT) blinda los dispositivos ante pérdidas, hurtos o robos, facilitando su recuperación posterior.

Además Intel ofrece su propio centro de aplicaciones Intel AppUp, permitiendo un acceso y entorno mucho más seguro a todo tipo de aplicaciones tanto para el usuario directo como el administrador.

 

Asistencia rápida e integral

Si la solución Intel con Windows 8 ya de por sí resulta atractiva, debemos además tener en cuenta la adaptación a todo tipo de empresas y equipos de TI, ofreciendo asistencia personalizada y prestaciones de gestión diseñadas para una integración sencilla sea cual sea el usuario.

La compatibilidad, potencia, protección y asistencia integrada ofrece todo lo que las empresas de pueden necesitar, con un coste menor y fácilmente adaptable a cualquier tamaño, ya sea empresas grandes o pequeñas. Estamos pues ante soluciones centradas en el usuario, que pueden ser fácilmente gestionadas por el equipo TI y en parte por el propio usuario, facilitando la labor de ambos.

 

Para conocer más detalles de las propuestas de Intel con Windows 8:

  • Ultrabook – http://www.intel.es/content/www/es/es/sponsors-oftomorrow/ultrabook.html
  • Tabletas con tecnología Intel – http://www.intel.es/content/www/es/es/tablets/tablets.html
  • Ordenadores All-in-one con tecnología Intel – http://www.intel.es/content/www/es/es/all-in-one/all-in-one.html
  • Centro Intel AppUp – http://www.appup.com/es-es/index.html
  • Blogging Windows – http://blogs.windows.com/windows/b/bloggingwindows/
  • Building Windows 8 – http://blogs.msdn.com/b/b8/
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor