¿Cómo cambiará el mercado la fibra óptica de Google?

OperadoresRedes

Las telecos norteamericanas no temen el impacto que pueda tener la oferta de Google, tampoco sus inversores.

Las operadoras de telecomunicaciones y las empresas de internet tienen desde hace años una serie de tira y aflojas por el poder que unos y otros tienen en el acceso a la red. Frente a telecos que lamentan el coste de ofrecer redes cada vez más rápidas, se posicionan las compañías del otro lado que piden garantías sobre la neutralidad de la red y conexiones más rápidas para ofrecer más y mejores servicios.

Por eso, el anuncio de Google transciende más allá de una nueva aventura empresarial. El buscador señalaba ayer, de forma sorprendente, que va a desarrollar una red de fibra óptica de última generación, que permitirá conexiones de un giga y multiplicará por 100 la calidad de la oferta media en Estados Unidos, único país en el que el buscador se lanzará a la aventura.

¿Se ha convertido Google con este anuncio en una operadora de telecomunicaciones y en una amenaza para los jugadores de ese mercado? El director del master in Telecom&Digital Business de la IE Business School, Ricardo Pérez, pone en contexto el tema y recuerda que tanto uno como otros están lanzando “mensajes claros”.

“De la misma manera que se mandan desde las operadoras mensajes sobre la poca necesidad que existe en este momento para regular la neutralidad de la red, sobre todo en redes móviles”, explica, “Google anuncia que no sólo es capaz de dar acceso a altas velocidades y competir con ellos sino que lo va a hacer”.

Pérez alerta que los dos bandos “intentarán llevarse una parte importante del negocio de publicidad, venta de contenidos, y todo tipo de productos y servicios que seguramente todavía ni podemos imaginar accederemos gracias a las nuevas redes”.

Google ha marcado posiciones, pero ¿qué opinan las operadoras? Silicon News se puso en contacto con Telefónica, la principal teleco española y una de las más importantes a nivel mundial, pero desde la compañía prefirieron no hacer declaraciones.

¿Podría esto convertirse en una moda entre quienes ofrecen servicios, imitando y siguiendo la estela de Google? “Si fuese fácil, todo el mundo lo haría”, explica un ejecutivo teleco estadounidense a The Wall Street Journal. Lanzarse al mercado teleco no significa únicamente construir infraestructura también, como recuerda el ejecutivo al Journal, enviar facturas y cobrarlas, algo de lo que Google no sabe nada.

Las nuevas redes y los nuevos servicios de la red del futuro también “necesitan modelos de negocio viables y sistemas de protección para todos, los clientes y también los que los ofrecen”, alerta Pérez.
Telecos no temen

Las telecos del país no temen, según las fuentes consultadas por el diario económico, el impacto que pueda tener la apuesta del buscador. De hecho, las operadoras estadounidenses no se resintieron en bolsa de los efectos que el anuncio podría tener en su mercado.
Frente por ejemplo el desplome sangrante que vivieron los fabricantes de navegadores cuando Google lanzó su aplicación Google Maps Navigation, Verizon cerró en alza (+0,42%) y AT&T y Comcast con pérdidas mínimas (0,55 y 0,52%). Sprint Nextel acabó el día en sangría, pero la culpa la tuvieron sus malos resultados financieros.

Queda mucho camino por andar y mucho todavía por ver, sobre todo por las altas expectativas que puede despertar la entrada de Google en el mercado teleco. No sólo ha prometido una calidad excelente en velocidad, también tendrá que hacer frente a sus posiciones del pasado una vez que se pase al otro lado.

La Open Internet Coalition ya ha lanzado un comunicado destacando que espera que la apuesta de Google se convierta en un ejemplo de la calidad que se puede conseguir y de como construir una red completamente neutral.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor