¿Cómo conseguir la expansión de la nube empresarial?

Cloud

La empresa de software SAP ha seleccionado a IBM como proveedor de cloud computing para aplicaciones críticas de negocio. [Publirreportaje]

Las ventajas cloud de IBM y las ventajas cloud de SAP han decidido fusionarse. Así de claro. Estas compañías han llegado a un acuerdo, que es oficial y tangible. De hecho, ya es posible acceder a la oferta SAP HANA Enterprise Cloud, que promete flexibilidad sin perjuicio del rendimiento y que estaba disponible previamente como servicio de suscripción propio de SAP, con el que extender aplicaciones “in-memory” en nubes privadas, de manera directa a través de la plataforma de cloud computing del Gigante Azul.

Esto es consecuencia de que la empresa alemana de software haya decidido seleccionar a IBM como proveedor principal de servicios de infraestructura cloud para aquellas aplicaciones de negocio que están catalogadas como críticas. Aunque la relación ya viene de largo.

Una relación cimentada

No es la primera vez que SAP e IBM entrecruzan el camino de sus negocios. Sobre el papel, lo que hace esta combinación de fuerzas es “ampliar una de las alianzas más duraderas y de mayor éxito de la industria de Tecnologías de la Información”, en palabras del propio CEO de SAP, Bill McDermott. La directora ejecutiva y presidenta de la firma con sede en el neoyorquino lugar de Armonk, Ginni Rometty, indica que, además, “este acuerdo se basa en el largo historial que ambas compañías tiene en aportar innovación a las empresas”.

Esto se antoja clave, ya que el objetivo de la alianza es expandir los niveles de adopción de la nube empresarial más allá de donde se encuentran ahora. Quiere acelerar las capacidades de gestión de los clientes una vez que sus recursos ya están subidos al cloud.

“La demanda de SAP HANA y SAP Business Suite sobre SAP HANA en la nube está siendo tremenda y este acuerdo global con IBM anuncia una nueva era de colaboración en la nube”, considera McDermott a la hora de valorar sus implicaciones. “Los clientes podrán beneficiarse de esta colaboración y de la expansión de SAP HANA Enterprise Cloud”, sentencia, mientras que Rometty valora que así, con esta unión, se “amplía la posición de IBM como principal plataforma en la nube a nivel mundial”.

“Nuestra plataforma cloud para empresas, híbrida, abierta y segura permitirá a los clientes de SAP acceder a nuevas formas de trabajar en una era marcada por el Big Data, la movilidad y las redes sociales”, señala la directiva. Y también, claro está, marcada por el cloud computing.

La apuesta por lo abierto

Palabras como abierta y segura son las que subraya y aporta a la mezcla IBM, que defiende su experiencia en el campo del cloud computing. El carácter open de la arquitectura, por ejemplo, vendría impuesto por la infraestructura como servicio de IBM Cloud Managed Services y la tecnología de SoftLayer, una firma de infraestructura cloud de propiedad privada adquirida por IBM en 2013. Éstas permitirían gestionar cargas en meras pruebas o en la propia producción. Otras características a tener en cuenta son la rapidez, la transparencia y la escalabilidad.

El camino hacia el cloud computing no tiene por qué ser complicado. Y con el respeto por los estándares de naturaleza abierta, dejando que SAP HANA se ejecute sobre la nube de IBM en cualquier parte del mundo, tanto IBM como SAP creen que esta combinación de sus soluciones servirá para ir tejiendo lazos entre aquellas apuestas tecnológicas que llevan haciéndose en las empresas durante algún tiempo y sus nuevas inversiones. Y que ocurrirá sin mayor complejidad, amparando a organizaciones de distintos tamaños.

Ahí se abriría paso un beneficio extra: el alcance. Al confiar en la nube, una entidad que dé el paso, por pequeña que sea, abre sus miras hacia nuevas vías. La alianza cloud de IBM y SAP estaría pensada para usos locales ampliables, según la utilización que se le vaya dando, y para funcionar bajo las normativas existentes.

La ventaja del tiempo real

SAP contribuye a la lista de ventajas con un detalle muy concreto, como es trabajar en tiempo real. Esto es relevante en un momento en el que lo que prima son las prisas, la instantaneidad y la acumulación de grandes cantidades de información en un periodo de tiempo corto y breve. Hablamos de una información que después se puede analizar para mejorar la toma de decisiones con objetividad y rapidez. Al final, la cuestión no es otra que impulsar el cambio en las empresas que se animen a ello.

Evidentemente, de su parte también viene la ejecución en la nube de software de negocio como el que conforma el paquete de SAP Business Suite, que es de misión crítica. Sirve para optimizar estrategias y para intentar superarse, haciendo frente a aquellos desafíos que se haya impuesto la propia organización

En la oferta conjunta de IBM y SAP tampoco falta el cuidado por la seguridad. La seguridad es un aspecto fundamental de todo plan que tenga como meta lograr que la adopción cloud se vuelva real. ¿Por qué? Porque hay que garantizar la privacidad de la información que se gestiona a través de plataformas de cloud computing, poner atención sobre el acceso de los usuarios legítimos y los intentos de conexión de quienes no están autorizados e impedir las vulnerabilidades en el sistema que, de no ser remendadas, podrían servir de puerta de entrada a ciberdelincuentes.

Para ello, se contemplarían características de control y otras que favorecen una mayor visibilidad sobre lo que ocurre en un momento dado en la nube. De este modo, las empresas que decidan encomendarse a la propuesta de IBM y SAP desplegarían prácticas de seguridad acordes con el cloud computing.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor