Cómo dar esquinazo a los espías en Internet

Seguridad

Si quieres protegerte de las acciones de los ciberdelincuentes mientras navegas por Internet, pero no tienes muy claro el camino a seguir, sigue estos consejos de Kaspersky Lab.

Navegar seguro por Internet es un reto para cualquiera, sobre todo si tenemos en cuenta la creciente especialización de los ciberdelincuentes y el rendimiento económico que éstos encuentran en los datos privados.

kasperskylablogoPero eso no quiere decir que sea imposible mantenerse en la zona libre de riesgos. Kaspersky Lab nos deja una serie de trucos para evitar que terceros ejerzan operaciones de monitorización sobre la actividad online:

1. “Anticípate a los peligros de las redes desconocidas”. Si quieres consultar tus cuentas cuando estás fuera de casa o de la oficina, optar por redes inalámbricas públicas no es la mejor idea, ya que desconoces su grado de protección y alguien podría acabar interceptando las comunicaciones. De hecho, Kaspersky las descarta para visitas a servicios que requieren de la introducción de una contraseña antes de echar la mano a la información. Cuando la red sea ajena, estaría bien aplicar soluciones preparadas para comprobar su nivel de confianza. Y cuando sea tuya, preocúpate de modificar la configuración que se entrega por defecto para reforzarla. Los expertos también hablan de la posibilidad de usar cifrado WPA2.

2. “No te enredes en la Red”. Cualquier prevención es poca. Utiliza passwords para bloquear el acceso a tu ordenador cuando no lo tengas cerca y no repitas las credenciales secretas de un servicio online a otro. Activa la solución de navegación en modo incógnito si no te conectas a Internet desde tu propio dispositivo y aplica limpiezas frecuentes al historial de navegación, incluyendo las cookies. A todos estos pasos Kaspersky añade otro más, que sería aprovechar las garantías de la virtualización o el uso de un “‘ordenador dentro del ordenador’ aislado del sistema principal y de los datos guardados en él” cuando se está explorando una web. Y es que de este modo, “aunque no estés protegido contra las ciberamenazas, […] éstas no podrán pasar al ordenador principal”.

3. “En boca cerrada no entran moscas”. Si tú no hablas, los demás no lo sabrán. O dicho de otro modo: si no publicas toda tu vida con pelos y señales en las redes sociales, los ciberdelincuentes no tendrán materia prima con la que urdir sus amenazas. Aquí entran también la recomendación de aceptar solicitudes de amistad sólo si proceden de gente a la que se conoce en persona y la necesidad de cerrar sesión siempre por los métodos estandarizados para ello. Para comunicarse con otros usuarios y entregarles datos sensibles de forma segura, Kaspersky apunta a soluciones basadas en OTR sobre los servicios de mensajería tradicionales. Otras medidas a implementar serían los plug-ins tipo NoScripts que evitan páginas con contenido malicioso y los proxy o incluso la red TOR para mantener en secreto la dirección IP.

4. “Ver para robar”. El espionaje puede producirse a través de la cámara del dispositivo aunque en un principio no esté encendida, así que conviene instalar programas antimalware que actúen contra este tipo de vulneraciones de la intimidad. Descargar antivirus, aplicar todos los parches de seguridad que se van emitiendo, usar las últimas versiones de los programas instalados y deshacerse de versiones antiguas es una obligación. Y, en todo caso, también sería propio de un usuario inteligente mantener fuera del objetivo de la cámara documentos sensibles como las tarjetas bancarias. Kaspersky rechaza el uso de funciones fotográficas que marquen automáticamente los datos de tiempo y ubicación, o al menos no hacerlo de forma inconsciente, así como el uso constante de servicios de geolocalización.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor