¿Cómo deshacerse de los incómodos anuncios del adware?

SeguridadVirus

Cuando un usuario cae en las redes del adware no está condenado a que su dispositivo funcione mal por siempre, pero la restauración resulta complicada, tal y como advierte Kaspersky Lab.

Existen múltiples técnicas de ciberdelincuencia que permiten sacar provecho de usuarios bienintencionados, infectando sus dispositivos informáticos, robando datos personales o ganando dinero a su costa.

Una de estas técnicas es la del adware, un tipo de malware que se dedica a interrumpir el funcionamiento habitual del sistema y a ralentizarlo reproduciendo anuncios indeseados, imitando elementos reales que son inofensivos o cambiando la configuración del navegador, por ejemplo.

Sus autores ganarán dinero por cada clic que consigan o, quizás, acaben pidiendo un pago mayor por desaparecer de la vista del usuario o redirigiendo a páginas peligrosas. Las consecuencias pueden ser diversas.

Otra de esas consecuencias es la dificultad extrema para eliminar todo rastro de adware de un dispositivo infectado, como advierten desde Kaspersky Lab.

“Intentarlo a través del administrador de tareas suele traducirse en una victoria pírrica ya que a los pocos segundos de haberlos detenido, vuelven a aparecer para consumir recursos”, dicen sus expertos.

Fuente-Shutterstock_Autor-Mopic_malwareAlgo parecido, en cuanto a lo problemático, ocurriría al hacerlo desde el panel de control. ¿Por qué? Porque a pesar de estar operativo su nombre podría no venir incluido en la lista de programas que el usuario es capaz de desinstalar. O, simplemente, porque no sería la primera vez que esa desinstalación no llega a completarse.

Así las cosas, los profesionales de la seguridad hablan de hacer una desinstalación manual o, directamente, usar herramientas antimalware capacitadas para actuar en nombre del usuario.

Eso por no hablar de intentar no caer en la trampa y aplicar el sentido común cuando se navega por Internet, fiándose sólo de desarrolladores oficiales y acometiendo instalaciones avanzadas sin casillas que llegan marcadas de serie y que sólo hay que aceptar.

Más allá de todos estos pasos, aunque se borre un producto malicioso, las tareas de restauración de un dispositivo que ha caído en sus redes no acabarían ahí. Habría que tomar medidas adicionales como deshacerse de los archivos temporales y acometer una desfragmentación del disco, tal y como recomienda Kaspersky.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor