Cómo empezar a ser más sostenible

CloudEmpresasGreen-ITInnovaciónProyectosSoftwareStart-Up

La responsabilidad medioambiental podría ser el próximo problema empresarial que haga cambiar la economía y la sociedad. Las empresas que tengan un enfoque más ecológico estarán mejor situadas para adelantarse a los cambios y beneficiarse de ellos.

Sin embargo, las demás compañias tendrán que esforzarse por cambiar rápidamente, muchas de ellas perdiendo una importante oportunidad de desarrollo. Éstos son algunos consejos para construir un sistema sostenible dentro de la cultura corporativa.

sostenibilidad.jpg

Si la responsabilidad medioambiental es el próximo gran escollo que propiciará el cambio económico y social, ¿está tu empresa preparada para afrontarlo? Es evidente que el cambio climático es una realidad y está dirigiendo algunas de las decisiones importantes que se toman hoy en día. Inversores y accionistas se hacen grandes preguntas sobre la responsabilidad ambiental y muchas compañías están introduciendo cambios basados en las oportunidades y consecuencias.

Por ejemplo, un libro empresarial que se ha publicado recientemente explica cómo una botella de agua de una gran embotelladora tuvo que ser retirada del mercado británico porque no cumplía con las exigencias de calidad de la Unión Europea. Y al menos dos de las grandes empresas informáticas han hecho de su compromiso ecológico un mensaje publicitario. Según el libro: “en el mundo actual, ninguna compañía, grande o pequeña, local o global, fabricante o del sector servicios, puede permitirse el lujo de ignorar los problemas ecológicos”. Las consecuencias de ignorar estas importantes cuestiones pueden ser la pérdida de beneficios y cuota de mercado, pérdida de lealtad de sus empleados e incluso un perjuicio para la imagen de la marca difícilmente recuperable.

Los empresarios más espabilados están haciendo mucho más que cambiar las bombillas de las oficinas. Están preguntándose cosas importantes y profundas como: “¿cómo puede el medio ambiente perjudicar a mi negocio y a la industria? o ¿cómo se va a ver amenazado mi negocio por estos cambios?, ¿qué oportunidades existen? En otras palabras, las compañías están tratando de ver más allá, de hablar y situarse para ganar todo lo posible y hacer lo que deben para salvar al planeta.

El cambio climático y la preocupación por el medio ambiente tienen el poder inquietante de cambiar nuestros recursos energéticos, nuestros hábitos personales de consumo, nuestras relaciones empresariales, la forma en la que viajamos, dónde vivimos y casi todos los aspectos de nuestras vidas. Tienen en verdad el poder de cambiar nuestras empresas.

La siguiente tabla muestra algunos de los impactos que el medio ambiente tendrá en nuestros negocios. Para estar preparadas, las empresas deben introducir una manera distinta de hacer las cosas que conduzca a la sostenibilidad medioambiental.

Impacto

Descripción

Consecuencias para el negocio

Cambio climático

Subida del nivel del mar, cambio de los ciclos de lluvia, sequía e inundaciones más extremas, huracanes más intensos, nuevas vías para epidemias

Cambios en la agricultura, pistas de ski, gestión de las aseguradoras de los desastres naturales, financiación pública, incremento de la regulación y la legislación

Energía

La producción energética perjudica al medio ambiente, incremento global de la necesidad de energía, incremento del precio de la energía

Incremento del coste de gestión de operaciones e infraestructura, regulación y legislación, percepción del mercado, acciones de equidad

Agua

El aumento de la población y crecimiento económico en las zonas más secas ejerce presión en la calidad y la cantidad

Las compañías que se perciben como derrochadoras o contaminadoras de agua serán atacadas políticamente, condenadas al ostracismo público y serán víctimas de intensa regulación y acciones legales

Químicos, tóxicos y metales pesados

Los químicos en el aire y el agua suponen un grave peligro para la salud pública como cáncer y defectos congénitos

Regulación, costes asociados al uso de químicos y a su deposición, seguimiento, compromisos legales

¿Será tu empresa la primera en ver la oportunidad de oro que entrañan estos cambios? ¿O llegarás tarde a las demandas del mercado? Por supuesto nadie puede predecir el futuro, pero existen varios pasos que se pueden tomar para preparar a tu empresa.

Autor:
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor