Cómo la tecnología está cambiando los hábitos de compra [Infografía]

Cloud

Buscar en Internet y comprar en la tienda, adquirir a través de dispositivos móviles o dejarse influir por los comentarios leídos en las redes sociales, son algunas de las tendencias que están marcando la evolución del comercio global.

Los consumidores utilizan cada vez más dispositivos, sobre todo smartphones, para mejorar su experiencia de compra en los puntos de venta. Esta es la principal conclusión de un estudio llevado a cabo por la agencia de marketing y tecnología DigitasLBi en 12 países, entre ellos España.

Así, el 34% de los usuarios de este tipo de dispositivo ha comprado al menos una vez desde esta plataforma, y el 72% afirma utilizarlo dentro del establecimiento.

China lidera este cambio hacia el m-commerce, con un 76% de los usuarios de smartphones que ha comprado como mínimo una vez a través del móvil en los últimos tres meses, frente al 35% de los usuarios de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Singapur. España se sitúa en la parte baja de la tabla, con un 26%

Otra tendencia dominante que refleja el estudio es el Showrooming. Es decir, el  número cada vez mayor de consumidores que acuden a la tienda para examinar y probar en persona un producto antes de adquirirlo online o en otro lugar, a menudo a un precio más bajo. En España, tres de cada cuatro usuarios consideran que una diferencia de precio del 5% sería motivo suficiente para abandonar la tienda sin comprar.  

También se va imponiendo lo que se conoce con el acrónimo ROPO (Research Online, Purchase Offline). Así, el 88% de los consumidores encuestados busca en Internet y compra en la tienda física. Sin embargo, el punto de venta se mantiene como principal referencia de contacto y es la tercera fuente de información preferida para el consumidor, según el 14% de los participantes, que también esperan beneficiarse de los servicios que el establecimiento ofrece online mientras compran en la tienda.

El 19% de los consumidores encuestados declara que abandonaría la tienda después de consultar su smartphone si el producto se puede encontrar más barato en otro establecimiento, mientras que otro 29% manifiesta que se plantearía hacerlo. Se demuestra así que el precio es una variable clave. En España, tres de cada cuatro consumidores entrevistados declararon que, con una diferencia de precio de al menos un 5%, renunciarían a la compra en ese establecimiento. En el caso de que la diferencia de precio alcanzara el 10%, el porcentaje de consumidores españoles que abandonaría el establecimiento ascendería al 91%.

Finalmente, el estudio subraya que la influencia del social media y el hecho de compartir socialmente las compras varían considerablemente de un país a otro. Por ejemplo, mientras el 82% de los usuarios chinos de las redes sociales dice que el social media ha influido en su comportamiento, en España, Italia y Estados Unidos el porcentaje baja hasta el 55%.

infografia comercio

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor