¿Cómo mejorar el rendimiento web frente a la competencia?

CloudMovilidadNavegadoresSoftwareWorkspace
0 0 No hay comentarios

La solución APM Instant Test Center de Compuware es la aliada perfecta para optimizar la velocidad de las páginas en Internet gracias a herramientas como Speed of the web.

Internet ha cambiado nuestras vidas desde su creación, pero el propio Internet también ha evolucionado durante los últimos años. Tanto que ha llegado a convertirse en una parte imprescindible de la vida diaria de millones de personas alrededor de todo el mundo. Sirve para informarse, para comunicarse, para entretenerse y también para trabajar. Y ahora incluso se puede navegar por sus inmensidades a través de los omnipresentes dispositivos móviles como los smartphones y los tablets PC, en cualquier momento desde cualquier lugar. Este cambio en el comportamiento de los usuarios ha elevado sus expectativas y, precisamente por eso y otras razones como la aceleración de los ciclos de versiones y el aumento de las exigencias del negocio, es imprescindible cuidar el rendimiento de uno de los pilares básicos de Internet: las páginas web.

¿Cómo? Con la utilización de herramientas para la Gestión del Rendimiento de Aplicaciones impulsadas por la experiencia del usuario final, tipo APM de Compuware. Estas soluciones sirven para optimizar el rendimiento, la disponibilidad y la calidad de dichas aplicaciones al detectar, por ejemplo, navegadores con fallos, proveedores de ISP problemáticos o dominios defectuosos. Y, a partir de ahí, miden el impacto que estos escollos pueden tener en el negocio y ofrecen soluciones.

¿Qué es y por qué se distingue APM de Compuware?

Pero no todas las herramientas de APM son iguales. APM de Compuware se diferencia de soluciones de generación anterior en que ofrece una cobertura unificada de toda la cadena de distribución, optimizando el rendimiento y el valor final de la aplicación. Esto significa que integra todos y cada uno de los tipos esenciales de gestión, desde el seguimiento de transacciones y la monitorización detallada de aplicaciones, hasta el análisis avanzado de usuario real, sintético y de varios niveles. También cubre todas las apps, navegadores y dispositivos presentes en el mercado, sean o no web, móviles, de centros de datos, en streaming o integradas en la nube, incluyendo creaciones propias y de terceros. Y, sobre todo, permite visibilidad las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, con menos de un 2% de gastos generales, una garantía de instalación rápida y un valor inmediato.

Se trata, a mayores, de la única plataforma APM que existe para aplicaciones nativas y web móviles, con lo que ayuda a optimizar el funcionamiento del nuevo ecosistema, y de la única orientada asimismo al ciclo de vida, lo que deriva en una comercialización el doble de rápida, un diagnóstico más exhaustivo y un menor tiempo de reparación. No en vano rastrea todas y cada una de las transacciones del proceso de producción, desde el clic del usuario hasta la línea de código, y proporciona un sistema común a desarrolladores de aplicaciones e ingenieros de pruebas. Con APM de Compuware se pueden resolver las incidencias antes de llegar a la producción y reducirlas en un 40%, mientras que con la solución First Mile to Last Mile es posible notificar al cliente en caso de problemas con las prestaciones del aplicativo, asignando prioridades y aislando la causa para que las partes críticas sigan funcionando de manera óptima.

Ninguna otra solución de APM actual presenta todas estas características. Y por ello cuenta con una red de más de 4.000 clientes en todo el mundo, que abarca desde pequeñas empresas hasta grandes compañías y proveedores de servicios gestionados que recurren a APM de Compuware para incrementar la fidelidad de los usuarios a su marca, disminuir lo máximo posible en gastos y engrosar sus ingresos trimestre tras trimestre.

Más rápido gracias a APM Instant Test Center

Aquellos que quieran saber cómo se comporta su sitio web a través de los distintos navegadores o en aplicaciones móviles, en comparación con los de sus competidores, ahora pueden hacerlo prácticamente al instante gracias a APM Instant Test Center. Este centro lanzado por Compuware integra hasta siete pruebas distintas como el Instant Load Test, que demuestra la capacidad que tiene una página para soportar el aumento del tráfico web en horas conflictivas, o el Multi-Browser Perfomance, capaz de encontrar las diferencias de rendimiento de una misma página web según el navegador utilizado y la área geográfica del usuario. Controlar ambos factores es fundamental porque está demostrado que un 78% de los consumidores online se cambia a páginas de la competencia por una mala gestión en horas punta y una inmensa mayoría se impacienta cuando se prolongan los tiempos de carga más de lo estrictamente necesario.

Otro factor a tener en cuenta es el de la idoneidad móvil: que la web en cuestión haya sido diseñada pensando en las particularidades de teléfonos y tabletas. ¿Por qué? Porque si hace tan sólo tres años, en 2009, el 58% de los usuarios móviles esperaba que los sitios web que visitaban desde sus celulares cargasen tan rápido o incluso con mayor eficacia que en el ordenador de su casa, el curso pasado ese número creció de manera espectacular, con un 71% de los internautas móviles exigiendo un desempeño tan bueno o mejor que el del clásico PC y un porcentaje todavía mayor, el 89%, esperando que las páginas se mostrasen en cinco segundos o menos. La situación para desarrolladores y propietarios de webs se agrava si se tienen en cuenta que en año y medio el 30% del tráfico web provendrá de terminales móviles, según los expertos en la materia.

Así las cosas, existen un par de tests útiles para asegurarse de que se cumplen las expectativas de rendimiento de los diferentes clientes de una página y que el producto creado está totalmente listo para la era móvil, detectando errores antes que los usuarios y ofreciendo sugerencias detalladas: Mobile Website Performance Test y Mobile Readiness Test. Estos exámenes de calidad se pueden completar con los resultados de Website Performance Test, orientado a otras situaciones más allá de lo móvil, y Website Performance Comparison, que aporta información comparativa en términos de tiempo de carga, pesadez de los archivos y sencillez en las interacciones respecto a sitios de la competencia seleccionados previamente Aunque si hay una herramienta que destaca dentro de la extensa oferta de APM Instant Test Center, permitiendo comparar también el rendimiento de la web de una organización con las páginas rivales, ésa es Speed of the web, una de las últimas creaciones de Compuware

Analizando la competencia con Speed of the web

Speed of the web es una solución totalmente gratuita y realmente fácil de usar. Todo lo que los clientes tienen que hacer es introducir la URL de su sitio y dejar que el sistema realice una lectura de su actividad y emita un informe práctico en menos de 45 minutos. Dicho informe se divide en un estudio de calidad respaldado por gráficos, un desglose de las tres webs más importantes del sector basado en quince indicadores de optimización de velocidad y un diagnóstico a nivel de código orientado el equipo de desarrollo, con detalles de rendimiento real y recomendaciones de uso. Esto es posible porque cuenta con la clasificación de las 1.000 webs más relevantes y con mayor tráfico de la industria, organizada por categorías como finanzas, noticias, deportes, viajes o salud, y alimentada por los resultados de Compuware Gomez y Alexa. Además, está blindada con la arquitectura cloud dinámica de Compuware dynaTrace y la tecnología PurePath. que ofrece un profundo análisis de la web 2.0.

Así se sabe que los líderes de los 100 sitios con más tráfico mundial en Internet cargan su portada prácticamente un 33% más rápido que los siguientes 900 y que los sitios de compras muestran el contenido de sus páginas considerablemente antes que los de noticias, a pesar de que el tamaño del contenido es similar. Compararse con los resultados de los demás, e intentar superarlos, es el único camino real para ser competitivos. Atrás han quedado los días en que un tiempo de respuesta de 6 segundos estaba bien y pronto quedará lejos la era del protocolo de Internet IPv4, que acaba de ser suplantado por el nuevo iPv6 y su reducción de velocidad considerable. Por no hablar de aquellos tiempos en los que era imprescindible contar con un ordenador de sobremesa y una conexión por cable para acceder a Internet.

Para afrontar los retos del presente y del futuro existen también una serie de consejos prácticos, como reducir los tiempos de ida y vuelta o, en otras palabras, limitar al mínimo las solicitudes HTTP. Esto se puede conseguir eliminando las cadenas de redirección, los enlaces rotos y las cookies o utilizando sprites para combinar imágenes en menos archivos. Otra solución es comprimir las cargas de datos útiles, especialmente en las zonas donde hay un ancho de banda limitado y una latencia alta, aprovechando el CSS3 para crear efectos que requieran de archivos de imagen adicionales, habilitando la compresión gzip de recursos y aplazando el análisis de JavaScript para funciones que no son requeridas al inicio. También es conveniente aumentar la eficiencia del front-end mediante el almacenaje de contenido en la caché y favorecer el renderizado del navegador. Y, en definitiva, convertir a los desarrolladores en seres proactivos en la resolución de problemas, acelerar la puesta en marcha de nuevas funcionalidades y reducir los costes de gestión a través de analíticas ágiles y un alto grado de automatización.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor