Cómo navegar seguros por Internet, independientemente de la edad [Infografía]

CloudSeguridad

Con Internet han florecido nuevas posibilidades de entretenimiento y negocio, pero su uso también tiene unos riesgos. ¿Sabes cómo evitarlos?

Durante los últimos años hemos asistido a la aparición de grandes inventos que no sólo sirven para entretenernos, sino que han mejorado nuestra calidad de vida y creado negocios enteros a su alrededor.

Fuente-Shuttterstock_Autor-djedzura_InternetEl caso más evidente es el de Internet, que conecta a millones y millones de personas ubicadas en los rincones más dispares del planeta.

Pero todo gran invento tecnológico suele venir acompañado de temores y problemas, con implicaciones por ejemplo en la privacidad y la seguridad de cada individuo. Esto se puede corregir con un poco de sentido común y el aprendizaje de los internautas desde bien pequeños.

Avira ha decidido poner su granito de arena para ayudar a los padres en la tarea de educar a sus hijos con un decálogo de buenas prácticas online ahora que se acerca el Día Internacional de Internet Seguro (SID2014). Sus consejos son los siguientes:

1. “Educación y confianza”. Enseñar a los niños cómo funciona Internet en vez de dejar que se acerquen a esta herramienta a su libre albedrío es fundamental. No se trata sólo de fijar conceptos básicos, también de animarles a razonar y aplicar con cabeza todo aquello que van aprendiendo.

2. “Explícales cuáles son los riesgos de la vida online”. Entre esos conceptos básicos encontramos la privacidad, el anonimato, la seguridad… Tal y como advierte Avira, “aceptar a personas extrañas en nuestro círculo social online les da acceso directo a información que, normalmente, sólo está accesible a amigos cercanos”.

3. “Hablad juntos sobre el ciberacoso y cómo reaccionar”. Cada vez es más común oír casos sobre acoso a través de Internet y las consecuencias fatales que esto puede tener si no se actúa a tiempo. Habla con tu hijo, pero no le riñas. Mantente al tanto de sus pasos y hazle entender que estás ahí para escucharle.

4. “Utiliza controles parentales y navegación segura”. A veces no basta con dar lecciones básicas, sino que hay que tomar medidas más tajantes e imponer una serie de barreras reales para evitar el acceso a páginas poco recomendables, sobre todo cuando el internauta todavía es inexperto.

5. “No pierdas de vista con quién están conectando tus hijos”. Las redes sociales imponen una edad mínima para registrarse, aunque eso no evita las trampas y el hecho de quedar expuesto a un mundo lleno de desconocidos que quizás no sean de fiar. Estar al corriente de con quién habla un menor a través de Internet, si lo hace, es vital para evitar males mayores. Aquí se incluyen también los programas de chat e email.

6. “No pierdas de vista qué contenidos están compartiendo”. Otro hábito que hay que vigilar de cerca en un principio, cuando los niños comienzan a usar la Red de redes, es el tipo de datos que aportan. Desde fotografías hasta el lugar de residencia, pasando por sus rutinas diarias.

7. “Sé su amigo. Todas estas recomendaciones serán más fáciles de poner en práctica si se actúa con naturalidad o “como lo haría cualquier otro amigo”, tal y como indican los expertos. Y es que espiar a tu hijo o tomar medidas a sus espaldas se volverá contraproducente y no le ayudará a madurar como internauta responsable.

8. “Recuerda que Internet nunca olvida”. Para solidificar esta madurez online, cabe recordar que en la mayoría de las ocasiones es muy difícil eliminar el contenido que ya se ha volcado en Internet porque es un canal que “guarda los datos en múltiples sitios de forma que es imposible borrar todo el rastro”.

9. “Aprende cómo funcionan las redes sociales”. O aprende cómo funciona Internet en general. Si quieres empapar a otra persona con buenos consejos, lo mejor es que prediques con el ejemplo. Antes de todo, embárcate en el mundo de Internet, explóralo de primera mano y fórmate tu propia opinión sobre su potencial.

10. “Revisa constantemente con tus hijos su actividad en las redes”. Puede que tus hijos ya estén avisados sobre los actuales riesgos de Internet, pero éste no es un ente inerte. Se encuentra en constante evolución. Los ciberdelincuentes, por ejemplo, se están profesionalizando y cambiando sus tácticas de ataque, así que no te descuides y mantén una actitud de enseñanza constante.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor