Compañías biométricas sufren ‘el efecto Apple’

Empresas

La industria biométrica encara un futuro prometedor si la tecnología de reconocimiento dactilar se convierte en estándar.

Todo apunta a que el próximo iPhone se dará a conocer el 10 de septiembre. Como es habitual los rumores sobre posibles características inundan la red.

Algunos analistas creen que uno de los nuevos modelos incorporará un lector de huellas dactilares. El efecto de este rumor no se ha hecho esperar y como indica Bloomberg, las compañías biométricas se han disparado en bolsa.

Los inversores interpretan la posible apuesta de Apple como el inicio de una nueva forma de concebir la identificación, lejos de las contraseñas. La reciente compra de AuthenTec, compaía dedicada al desarrollo te tecnologías dactilares avala la visión de los mercados.

El primer gran golpe de efecto de Apple llegó en 2007, de la mano del iPhone. La tecnología que presentó Jobs pronto fue imitada por los competidores. Algunas de las características de entonces (pantalla táctil, interfaz intuitiva y fácil de manejar) se han mantenido inamovibles.

La industria de la biometría encara un futuro prometedor si la tecnología de reconocimiento dactilar se convierte en estándar.

Y es que si a sus habituales clientes (Bancos y Gobiernos principalmente) se unen ahora los gigantes de la industria tecnológica (y su séquito de cientos de millones de usuarios), su éxito está asegurado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor