Compuware: “DevOps permite ser rápidos a los grandes como el mainframe”

CloudDatacenterInnovaciónServidores
0 0 No hay comentarios

Entrevistamos a Chris O´Malley, CEO de Compuware, que nos cuenta cómo la longeva plataforma de IBM tiene aún mucho recorrido gracias a la cultura de la agilidad y la rapidez en los desarrollos. Eso es DevOps.

– ¿En qué situación se encuentra actualmente el mainframe?

Su situación es buena. Si atendemos a los MIPS [millones de instrucciones por segundo ejecutadas para medir el coste], nunca antes en la historia del mainframe se computaron tantos MIPS como en la actualidad. Según IBM, durante el Q4 de 2015 los ingresos relacionados con el mainframe crecieron un 21% con respecto al mismo periodo del año anterior. Y desde que se lanzó el z13 se aumentaron un 35%, por lo que probablemente es el segmento de este fabricante que más está creciendo. Tal vez no le están yendo demasiado bien las cosas en otras áreas, pero en la del mainframe sí.

Estos puntos reflejan claramente lo que estamos haciendo. Una reciente encuesta de BMC Software, que también está en el  negocio del mainframe, señala que en torno al 90% de los CIO encuestados tienen previsto seguir utilizando el mainframe durante los próximos 10 años. Hace tres o cuatro años los datos eran muy similares.

Hay que reconocer que el mainframe no es la respuesta para todos los problemas de computación, pero para las cargas de trabajo que se ejecutan en esta plataforma no hay nada mejor, eso es un hecho. Es más económica, más segura y más fiable. Es cierto que tiene que transformarse para afrontar las demandas del mundo actual, pero nuestro compromiso es total con la plataforma a largo plazo. Más aún, IBM concluyó el año pasado con 50 nuevos clientes de mainframe, lo que es una cifra relevante, Por tanto, la salud de esta plataforma es la mejor de la última década en términos de viabilidad.

– ¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta el mainframe?

Los problemas a los que se enfrenta el mainframe no son específicos de esta plataforma, sino de la industria de TI en general. Las grandes empresas que han hecho negocio durante décadas, especialmente en los segmentos de banca, seguros, manufactura… se enfrentan ahora a la era digital, donde cada vez existen más start-ups extremadamente modernas creciendo rápidamente ya que han nacido para proporcionar exactamente la tecnología que necesitan los usuarios. Hablo de empresas como Uber, como ya lo hicieron en su momento otras como Amazon o eBay. Se aseguran de proporcionar el mayor valor entre los consumidores y los proveedores. Y además tienen la capacidad de generar compromiso por parte de los clientes, de tener una importante base de fans a nivel mundial. Incluso de convertirles en accionistas de estas jóvenes organizaciones.

Por otro lado está el tema de la movilidad, que ha acelerado el fenómeno digital. Los consumidores ya no van a las tiendas físicas, no se acercan a su sucursal bancaria. Sus hábitos son totalmente distintos a los de hace una o dos décadas. Y las grandes organizaciones tienen que adaptarse a estos difíciles tiempos para ellas y poder competir a la misma velocidad que lo hacen las start-ups.

Por tanto, es un problema de las grandes empresas de TI en general, no algo específico del mainframe. Durante más de 50 años los CIOs se han enfocado en proporcionar los mejores sistemas y soluciones para sus negocios. Sin embargo, ahora es necesario gestionar los recursos de TI para ayudar a los negocios a crear nuevos productos que atraigan a nuevos clientes o retengan a los ya existentes. En cierta forma, los CIOs tienen que afrontar los cambios y convertirse en inventores, en responsables de producto… Es una nueva cultura, un nuevo conjunto de procesos para asegurar la competitividad de sus empresas.

El mainframe tiene que jugar sus bazas: escalabilidad, fiabilidad, seguridad…  Ningún otro servidor es tan bueno en esto. Efectivamente, uno de sus puntos flacos podría ser la agilidad.  No escucharás hoy decir que los expertos en mainframe realizan desarrollos ágiles en un par de semanas, obviamente porque los procesos que se diseñan en la actualidad son muy complejos, principalmente para banca y seguros, algo que lleva su tiempo. Sin embargo, en el mainframe también se está adoptando la cultura DevOps, es ahí donde entra en juego la tecnología de Compuware, que permite acelerar los tiempos de desarrollo y producción de las piezas de código a través de nuestro conjunto de herramientas.

– Centrémonos en Compuware. ¿Cuál está siendo su estrategia para responder a las demandas de los clientes y a las nuevas tendencias como las tecnologías basadas en cloud computing?

Para entender rápidamente la estrategia actual de Compuware es necesario remontarse a 2014, cuando accedí al cargo de CEO en la compañía, dejando mis responsabilidades en una start-up especializada en Big Data. Allí hacíamos cosas como DevOps y desarrollo ágil de aplicaciones, métodos que conocíamos muy bien y permitían responder rápidamente a las demandas de las organizaciones en la era digital.

Chris O´Malley, CEO de Compuware, en un momento de la entrevista que concedió a Silicon
Chris O´Malley, CEO de Compuware, en un momento de la entrevista que concedió a Silicon

Compuware es una compañía única en el espacio del mainframe porque siempre ha sido el  mejor proveedor de herramientas para los trabajadores relacionados con esta plataforma. Y aquí entra en juego otro de los problemas que tiene  con relación a la fuerza de trabajo. Los profesionales del mainframe son, en términos generales, mayores. Las empresas que trabajan con mainframes, suelen ser de gran tamaño, con muchos trabajadores por encima de los 50 años en el lado de desarrollo. Y han estado programando con las mismas herramientas durante décadas. Conozco empresas en las que se jubilan profesionales todas las semanas, y están siendo reemplazados por gente más joven de 25 años.

Probablemente están bien preparados, pero no están familiarizados con esas herramientas y líneas de código de hace décadas. Se dan casos de una única aplicación con cientos de miles de líneas de código que es extremadamente compleja como para intentar realizar mejoras. En Compuware proporcionamos herramientas para convertir y evolucionar esos cientos de miles de líneas de código en un entorno manejable por las nuevas generaciones de trabajadores. Ellos están acostumbrados a lenguajes de programación más visuales y a tener resultados en un tiempo prudencial. Es lo que conseguimos con nuestras soluciones, convertir tecnología de hace años en tecnología actual para que pueda ser entendida por la fuerza de trabajo y aumentar su productividad.

– Seguís trabajando con Dynatrace, ¿Por qué decidieron dividirse en dos recientemente?

Yo llegué con la idea de que la compañía se dividiría en dos mucho antes. Compuware admitió, creo que acertadamente, que los activos de ambas entidades podrían funcionar mejor de forma independiente que de forma colectiva. Y lo conozco bien porque trabajé con CA Technologies, que es uno de esos conglomerados de tecnología con la teoría de que “si tienes todos los activos bajo tu tejado, entonces todo funciona mejor”. Pero en realidad hay muchas diferencias entre el mainframe y la computación distribuida y pocas sinergias entre ambos mundos. No es fácil hacerlos funcionar a la vez correctamente. Llegué a esta compañía en un momento en que experimentaban caídas de doble digito en sus ingresos de forma continuada. Me encargué de la división para mainframes y conseguimos crecer durante tres años seguidos. Pero cuanto más lo hacíamos más dinero esperaban de esta área para compensar el negocio de la computación distribuida. Así que ahora siempre prometo a mis clientes que los beneficios que generemos no irán a parar a otras divisiones, sino a la del mainframe para mejorar nuestra tecnología, para mejorar sus negocios.

Como decía, muchas tecnologías basadas en mainframe se han mantenido durante 50 años, mientras que en los entornos de computación distribuida nada de eso ha ocurrido, la evolución ha sido mucho más rápida. Así que era necesario gestionar estos dos mercados por separado. En el campo del mainframe no hay nadie que esté haciendo ahora lo que hacemos nosotros. Todos están desinvirtiendo, mientras que nosotros podemos decir todo lo contrario. Para conseguir innovación en el mainframe hay que realizar un gran esfuerzo a nivel de inversión y centrarse en este particular mercado, más aún cuando el mundo digital se está moviendo tan rápido. Para nosotros fue una bendición poder dividir la compañía en dos, Compuware y Dynatrace.

– Para finalizar me gustaría conocer más en detalle el concepto ‘The Mainframe Greyhound’ (Galgo), ¿Qué significa para Compuware y sus clientes?

Se trata de una metáfora relacionada con el ecosistema del mainframe, tanto a nivel de fabricantes como de partners y vendedores, también de clientes… Es como una manada de buldogs tendidos en el porche de una casa de campo en Georgia [Estados Unidos]. Todos ellos están convencidos del trabajo que hicieron durante los últimos 10, 15, 20 años, pero no piensan en lo que van a hacer en los próximos 10 años al creer que ese esfuerzo realizado ya es suficiente.

Cuando llegué a este cargo empresas del ecosistema me preguntaban si era necesario algo más. Obviamente, el mainframe tiene que seguir innovando para afrontar la era digital, no sirven de nada los esfuerzos pasados. Hay que actuar como una start-up, es necesario ser rápidos, una mentalidad que deben adquirir los CIOs de las empresas que están dentro del ecosistema del mainframe.

En las reuniones con mis clientes siempre intento explicar que DevOps no es un producto, no es una cosa que se pueda tocar. Es una cultura que comienza en la innovación y pasa por arriesgarse, ser agresivos, pensar como lo haría un inventor. Si un Banco no piensa en los nuevos canales móviles, en cómo involucrar a sus clientes, en cómo hacerlo mejor que Apple o los nuevos sistemas de pago online, tiene un grave problema porque va a perder muchos clientes.

Pero además todo esto hay que hacerlo de forma ágil y rápida. Ya no sirven los ciclos de desarrollo interanuales, ahora las actualizaciones de software tienen que llegar de un día para otro. Es parte de lo que considero una entrega continua de innovación. Y cualquiera que diga que no se puede ser ágil en el segmento del mainframe está mintiendo. Nosotros lo hacemos cada día y conseguimos que esta plataforma no sea odiada por los jóvenes recién salidos de las carreras de Ingeniería Informática. Con nuestra tecnología no volverán a preguntarse: “¿Qué es este amasijo de hierro?”.

Cuando estos jóvenes ingenieros ven lo que son capaces de hacer con DevOps y los mainframe se dan cuenta de que las plataformas como AWS son un juego de niños. Gracias a ello pueden pensar y poner en marcha sus ideas más rápidamente. Volviendo a la metáfora, eso es lo que hacen los galgos, ser rápidos y eficientes en su trabajo. Es lo que hacemos nosotros, nuestros partners y nuestros clientes. Definitivamente estamos en un momento realmente excitante para el mainframe gracias a la cultura DevOps.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor