La comunicación online llega a pie de playa

Empresas

Cada vez son más los municipios que intentan atraer a los veraneantes con puntos wifi en las playas

En un mercado competitivo, cualquier plus puede determinar quien se lleva el gato al agua.
Las facilidades en las comunicaciones son un atractivo al que los consumidores no están dispuestos a renunciar y, si las empresas de transporte incluyen cada vez más entre sus ventajas de viaje la conectividad wifi, los municipios marineros no iban a quedarse atrás.
La caza del turista ha empezado. La ocupación hotelera ha caído en un 1,3 por ciento en el último mes contabilizado por el Instituto de Estudios Turísticos (IET) y la crisis empuja a las empresas del sector a lanzar cada vez soluciones más imaginativas para seducir al consumidor.
Si una cadena de hoteles de Benidorm devuelve 200 euros al cliente, los municipios de la costa apuestan por ofrecer wifi en sus playas para convencer al turista. Una nueva oportunidad de negocio que parece poco costosa y que tiene todos los ingredientes para convencer al navegante.
Como explica a El País la concejala de playas de Valencia, la conexión wifi en los arenales “sirve para modernizar los servicios de nuestras playas y crear un municipio culto en materia digital”, además de “estimular el uso de Internet gratuito a todos nuestros ciudadanos usuarios de las playas de la ciudad”.
Playas wifi
La capital del Turia ha convertido al wifi a dos de sus playas más conocidas, La Malvarrosa y El Cabanynal.
Pero la conexión wifi se extiende por todo el Levante ( con las playas de Prado de Gandía o Castelldefells conectadas) y a las costas baleares (con el arenal de Alcúdia) que también incluyen puntos de Internet gratuito.
Las nuevas tecnologías se convierten, así, en la última oferta a la que el sector echa mano para seducir al último turista despistado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor