Con la ‘vista’ en Windows 7

Cloud

La próxima versión de Windows será clave para recuperar la confianza en el usuario. Silicon News analiza lo que ya se conoce del sistema.

A pesar de que Windows 7 tardará aún en llegar, el sistema operativo está causando una gran expectación. Esto se debe al mayor secretismo de Microsoft comparado con otros lanzamientos como el de Windows Vista y a la presentación, hace cuatro semanas, de la primera versión pre-beta del software.

En el primer caso, Microsoft está tratando de evitar el mismo error que cometió con Vista: tener que enfrentarse a problemas de compatibilidad de aplicaciones no resueltos a tiempo.

Con respecto a la versión pre-beta, ésta se ha entregado a los desarrolladores de la firma durante la pasada feria PDF (Professional Developer Conference), mientras el reciente evento WinHEC de Microsoft ha desvelado también importante información que mostramos en este artículo.

Requisitos del sistema
Comenzando por los requisitos de sistema, mientras Windows XP requería solamente un procesador a 300 MHz, 128 Mb de RAM y 1,5 Gb de espacio en disco, para disfrutar de todas las funciones de Windows Vista se necesita como mínimo un chip a 1 GHz, 1 Gb de memoria y 40 Gb de espacio libre en el disco duro.

El nuevo Windows 7 pretende evitar la insatisfacción generada por los excesivos requisitos para instalar Vista, de manera que podrá correr holgadamente en un disco duro con 16 Gb de espacio, algo esencial para impulsar su presencia en el segmento de mini portátiles.

Apariencia y sensación
Lo primero que han probado tanto desarrolladores como testers es el ‘look & feel’ de Windows 7. Todos coinciden en que se parece mucho a Vista.

La razón principal responde a que se trata de un lanzamiento pre-beta, y por tanto no dispone de la nueva barra de tareas que incluirá la versión final. Ésta se asemeja más a Mac OS que a Windows Vista.

Así, en los Windows que conocemos estamos acostumbrados a varios grupos de iconos en la parte inferior de la pantalla (favoritos, programas y notificaciones, por ejemplo).


Windows 7 los sustituye por una única colección de iconos grandes que representan aplicaciones seleccionadas por el usuario y que se muestran independientemente de si están o no operativas, además de poder cambiar entre ventanas de una forma más intuitiva.

La compañía también ha incidido en las capacidades táctiles. Aunque esto requiere que el usuario disponga de una pantalla compatible -más cara que las habituales- esta función da al sistema una apariencia totalmente diferente a la de Vista.

Rendimiento

Los expertos coinciden en que el rendimiento de la versión pre-beta se acerca bastante al de Vista, lo que supone una buena valoración teniendo en cuenta que la versión final estará mucho más perfeccionada.

Como aspectos prácticos, Microsoft está trabajando para reducir el tiempo de arranque del sistema y optimizar el uso de batería en el caso de los portátiles, obteniendo en algunos casos hasta una hora más de duración al ejecutar una película de DVD.

Conectividad y utilidades
Junto a la mayor facilidad para conectarse a redes WiFi, Windows 7 incorpora un asistente de intercambio de archivos mediante Bluetooth. También dispone de una nueva API que simplifica la posibilidad de localizar la ubicación de un PC para acceder a futuros servicios de localización mediante GPS, WiFi o triangulación de telefonía móvil.

La versión de Explorer incluida es la beta 8 (por el momento), y las aplicaciones como Messenger, Movie Maker o Photo Gallery se ofrecerán aparte como servicios de descarga gratuita a través de Windows Live.

Audio y vídeo
Windows 7 no incorporará grandes cambios en el sistema de audio, a pesar de ampliar el soporte de formatos de audio y vídeo, incluyendo DivX, H.264 y archivos AAC sin protección; muchas de estas mejoras están impulsadas por la versión Windows Media Center.

Seguridad
El Security Center de XP SP2 se sustituye por Action Center, que incorpora alertas de diez aplicaciones distintas como Security Center, Windows Defender, Recovery, Windows Update o UAC (User Account Control), éste último con mayor control por parte del el usuario.


Además, se extiende la encriptación de disco de BitLocker a los dispositivos de almacenamiento USB y se establece una mejor gestión de lectores de huellas (Biometric Framework). Y para detectar cualquier problema con el software o el hardware, cuenta con la función Windows Troubleshooting.

Versión para servidores
En su versión para servidores, Windows 7 se conoce como Windows Server 2008 R2. Esta versión no implica cambios realmente significativos, algo que sí sucede en el caso del sistema operativo para PCs y portátiles.

El nuevo software servidor tendrá una única configuración 64-bit, podrá soportar hasta 256 procesadores
(frente a los 64 de Windows Server 2008) e incluirá nuevas funciones como Live Migration para facilitar la migración de antiguos sistemas. Habrá una versión beta a principios de 2009.

Disponibilidad
Oficialmente, Windows 7 saldrá al mercado tres años después de la disponibilidad general del sistema anterior -Windows Vista- cuya versión para consumo se comercializó mundialmente en enero de 2007.

Sin embargo, diversas declaraciones de los dos pesos pesados de Microsoft -Bill Gates y Steve Ballmer- indican que el sistema podría adelantar su disponibilidad masiva a las Navidades de 2009.

Esto significa que el software debería pasar todos los tests, entrar en producción y comenzar a distribuirse entre los partners de la firma a mediados de 2009.

Sea como fuere, Microsoft tiene una ardua tarea ante sí: recuperar la confianza perdida en el mercado con el lanzamiento de Windows Vista, sobre todo teniendo en cuenta que muchas empresas y particulares han demorado la actualización de sus antiguos sistemas operativos. Por el momento.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor