La concienciación sobre ciberseguridad crece en paralelo al número de amenazas

EmpresasGestión de la seguridadSeguridad

El 81% de los usuarios tienen programas antivirus que actualizan periódicamente. El número de ataques de malware crece un 10% en dos años.

Un extenso estudio elaborado por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) y la ONTSI, concluye que la mayoría de los usuarios toma medidas básicas para protegerse de las ciberamenazas, aunque estas crecen exponencialmente, en número y en sofisticación.

El 81,7% de los usuarios tienen programas antivirus instalados en sus equipos y los actualiza habitualmente. El porcentaje cae al 54,1% cuando se trata de actualizar el sistema operativo y al 40% cuando se trata de instalación de firewall.

Los programas de bloqueo pop-up, de anti-spam o anti-espía son menos populares y apenas alcanzan el 34%, el 32% y el 24% de utilización, respectivamente. Los menos populares son los programas de bloqueo de publicidad (21%).

En el ámbito de la banca y el ecommerce, 7 de cada 10 usuarios sigue las buenas prácticas recomendadas por expertos (como cerrar la sesión, vigilar las cuentas periódicamente o evitar la utilización de equipos públicos o compartidos).

Esta concienciación se extiende al uso de redes P2P donde sólo el 13% de los usuarios comparte archivos o no tiene control sobre lo que comparte.

En cuanto a la configuración de redes sociales, más de la mitad configura su perfil para que no sea accesible a terceros.

No obstante, y a pesar de esta concienciación generalizada sobre la obligación de protegerse en el entorno online, los ataques se multiplican. Según el estudio, el 59% de los equipos recibieron malware en 2014 (casi 10 puntos por encima de las cifras registradas en 2012).

El malware con mayor presencia es el que tiene un fin lucrativo. El 37% de los equipos escaneados han alojado troyanos. El segundo tipo de malware más habitual es el Adware.

El 48% de los usuarios ha sufrido intentos de fraude online. De los casos recogidos por el estudio, el 27% tuvo forma de comercio electrónico o lotería, juegos online o casinos. El estudio advierte que los fraudes se mueven en cifras bajas para escapar a las penas que recoge el código penal.

En cuanto a las incidencias de seguridad en smartphones, el estudio destaca que el 76% de los casos reportados fueron de spam móvil. El porcentaje cae hasta el 16,3% para los casos de fraude en el móvil y hasta el 7,1% en el caso de virus.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor